Por @Wicho — 20 de Junio de 2014

Kindle Fire HDX

He estado probando un Kindle Fire HDX de 8,9 pulgadas gracias a una unidad que nos prestó Amazon. Tras procrastinar convenientemente esta anotación estas son mis impresiones.

El Kindle Fire HDX es la tercera generación de tablets de Amazon y, dejando aparte diferencias externas en el diseño, tamaño, o peso, la principal novedad frente a los modelos anteriores es que tiene un procesador que va a 2,2 GHZ frente a los 1,5 del procesador del Fire HD, además de un coprocesador gráfico y 2 GB de RAM para el sistema.

Esto hace que la falta de velocidad en algunas tareas que Alvy había notado en su momento mientras probaba el Fire HD hayan desaparecido y que todo funcione de manera muy fluida; la calidad de imagen en la pantalla de 2560×1600 puntos, con 339 puntos por pulgada de resolución es estupenda.

Físicamente, lo que menos me gustó es que tanto el botón de encendido y apagado como los de volumen están en la parte de atrás, con lo que a veces les daba sin pretenderlo.

Fire OS

Otro punto importante del Fire HDX es que aunque antes Amazon nunca había insistido mucho en el hecho de que sus tablets corren bajo Android con este modelo ya abandona totalmente esa idea y ha rebautizado su propia versión del sistema operativo como Fire OS, basado en Android 4.2.2, y que ya va por la versión 3.5.

Esto quiere decir que aunque es casi Android, en realidad no lo es, con lo que no necesariamente todas las aplicaciones disponibles para Android tienen por qué correr en un Fire HDX.

De hecho Amazon tiene su propia tienda de aplicaciones para los Fire, y alguna que otra aplicación popular para Android no está en ella, como por ejemplo Dropbox, Google Drive, o Instagram, por citar un par de ellas, y eso a pesar de que el HDX tiene una cámara trasera de 8 megapixeles y una frontal en HD.

Sí están, sin embargo, Twitter, Evernote, Feedly, Pocket o Skype.

Otra área en la que no podrás escoger mucho es en la de los navegadores web, ya que, al menos por ahora, Amazon sólo permite oficialmente usar Silk en los Fire.

No obstante se puede activar la opción en preferencias de instalar «Apps de origen desconocido», lo que te permitirá en efecto instalar algún otro navegador o alguna de esas aplicaciones que faltan en el HDX, aunque no hay garantías de que funcionen por posibles problemas de compatibilidad de hardware y/o software.

En cualquier caso el que no estén Dropbox o Google Drive es una decisión que forma parte de la estrategia de Amazon de usar los Fire y los Kindle como puntos de entrada para el consumo de contenidos de los que vende, algo que tienen muy bien pensado, pues es extremadamente fácil, en especial si ya tienes una cuenta en Amazon, adquirir contenidos desde sus lectores de libros electrónicos o desde sus tablets, aunque para quienes vivimos fuera de los Estados Unidos la disponibilidad de estos es más limitada.

Aún así no tuve mayores problemas para encontrar apps alternativas en el caso de que las que vienen de serie no me gustaran, como por ejemplo el reproductor de vídeo, que me parece horroroso; en su lugar instalé VLC, todo un clásico.

El carrusel de Fire OS
El carrusel de Fire OS

Con Fire OS viene además un nuevo elemento de interfaz, un carrusel que ocupa buena parte de la pantalla en el que aparecen los elementos usados más recientemente; para cualquiera que haya usado un Mac o iTunes con la opción de visualización Cover Flow, viene a ser lo mismo.

Pero como con casi cualquier cambio, es cuestión de acostumbrarse; usar un Fire HDX no es para nada complicado.

Sin 3G ni GPS

La principal pega que le he encontrado al Fire HDX es que aunque yo asocio el uso de un tablet con un uso en movilidad ninguna de las variantes a la venta en España -no así en los Estados Unidos- ofrece conectividad 3G, algo que para el tipo de uso que yo hago de este tipo de dispositivos me parece fundamental.

Y sí, ya sé que se puede dar conexión 3G al Fire a través de un móvil, pero eso consume mucha batería, algo que no es muy buena idea, batería que, por cierto aguanta un día de uso sin mayores problemas.

Los modelos a la venta en España, por cierto, tampoco tienen GPS, ya que esta característica sólo la incorporan los HDX con 3G.

¿Compro?

Con un precio de 379 euros para la versión de 16GB con «ofertas especiales» para la versión que muestra anuncios en la pantalla y de 394 para la que no el Fire HDX se coloca muy a la par de competidores como el iPad o la Nexus 10 de Google, aunque sin destacar especialmente por el precio.

Así que para un uso doméstico no sabría muy bien por cual de ellas decidirme, en especial si, como decía antes, ya tienes una cuenta en Amazon y contenido ya comprado allí, en cuyo caso el Fire es una opción muy atractiva por lo bien que se integra, lógicamente, con los servicios de Amazon, aunque en España no podamos disfrutar de todos.

Pero para un uso más como herramienta de trabajo personalmente no tengo ninguna duda en seguir recomendando una tablet con 3G, como he venido haciendo desde siempre; ya que sea Android o iOS queda a gusto del consumidor.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear