Por @Alvy — 13 de Junio de 2009

Conectado desde la playaAprovechando que me pidieron para La Sábana hablar un poco de las Tarifas 3G y de las diversas posibilidades para llevarse «Internet a la playa» ahora que llegan las vacaciones me hice un buen repaso de las tarifas que cada proveedor tiene en sus webs, e incluso me acerqué a varias tiendas para confirmar algunas cosas y revisar los folletos. Me sorprendió la cantidad de detalles peculiares que tienen todas las tarifas y ofertas, a cual más raro, especialmente las limitaciones de las tarifas «sin límites», los cambios de velocidad y sobreprecios por pasarse de esos límites, la prohibición expresa de usar bajo 3G programas P2P, de Voz IP y similares.

¡Ah, qué tiempos! Allá por 2005 un bono de 30 euros GPRS daba para 60 MB de transferencia y el resto a 50 céntimos el MB; la velocidad además no era gran cosa: 56 Kbps, como un módem de los de chirridos. La oferta de transferencia/velocidad se ha multiplicado por cincuenta en cinco años. Si la cosa sigue evolucionando al mismo ritmo, en 2014 por 30€ nos ofrecerán 150 GB de transferencia a una velocidad de 150 Mbps más o menos. (Nota mental: revisar esta anotación entonces.)

A día de hoy se puede usar una tarifa de Internet móvil 3G con un «módem USB» y hasta 3 GB de transferencia por 39€, pero con contrato (lo cual te deja atado durante 18 meses de permanencia). Hay proveedores que ofrecen hasta 5 GB e incluso hay una oferta de MoviStar de 10 GB por 59€ que suena muy bien. Pero en todos los casos al sobrepasar el límite la velocidad de 3 Mbps baja a 128 Kbps. Hay tantas «letras pequeñas y letras pequeñas de las letras pequeñas» que recomiendo a quien esté pensando contratar esto revisar las webs de ofertas con mucho cuidado. Una forma fácil es mirar todas las tarifas y simular el proceso de compra pero leyendo todo bien bajándose todos los PDFs de las «condiciones de contratación».

Una alternativa es usar tarifas «por día» o «por semanas», que se ofrecen a entre 1 y 3€ por día con unos 100 MB de transferencia de límite diario. También hay opciones sin contrato por unos 25€ al mes (especialmente en los operadores alternativos como Yoigo y Simyo) que ofrecen los mismos 3 Mbps y hasta 3 y 5 GB de transferencia. El único asunto aquí es que hay que comprar aparte el módem USB, que sale por unos 40 ó 50€ extras.

Como yo ya tengo un módem USB que usé el año pasado con bonos de prepago la opción que elegiré este año es la de Vodafone: 39€ para un mes completo que incluye 3 GB de transferencia; al terminar las vacaciones lo cancelo y listo, porque después del verano ya no me hará falta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear