Por Nacho Palou — 25 de Marzo de 2014

Filip es un reloj de pulsera diseñado para niños que funciona como un localizador y como un teléfono. Funciona a través de un línea de telefonía móvil, de modo que permite hacer y recibir llamadas (hasta cinco números) y recibir mensajes de texto.

También desde una aplicación que funciona en un teléfono móvil «de verdad» los progenitores pueden conocer la ubicación de los zagales (o del reloj; en interiores y exteriores) y establecer límites geográficos por GPS que activarán una alerta si el chiquillo los sobrepasa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear