Por Nacho Palou — 1 de Marzo de 2017

Nokia 3310 renacido 1

En este MWC de la nostalgia el resucitado Nokia 3310 ha sido uno de los productos que más han llamado la atención desde el mismo momento en que se empezó a rumorear su regreso.

Recurrir al sentimiento de nostalgia es uno de los trucos más efectivos para llamar la atención. Y atención es algo que Nokia necesitaba este año. Además del resucitado 3310 la compañía finlandesa HMD (que tiene los derechos de la marca Nokia aplicada a móviles) llevó al MWC tres smartphones convencionales, los modelos 3, 5 y 6. Son móviles de aspecto y prestaciones muy razonables a precios todavía más razonables. De hecho, cualquiera de ellos es más interesante que el 3310 que arrastró masas humanas hasta el stand de Nokia.

Los Nokia 3, 5 y 6 tienen buen aspecto y acabado y también tienen buenas prestaciones a precios que se sitúan en 139 euros para el Nokia 3 (pantalla de 5 pulgadas), 189 euros para el Nokia 5 (pantalla de 5,2 pulgadas) y 229 euros para el Nokia 6 (pantalla full HD de 5,5 pulgadas). Los tres modelos llevan Android 7.

Nokia 5 mwc 2017
El Nokia 5 (189 euros), con Android 7 y pantalla de 5,2 pulgadas.

Al lado de esos smartphones el Nokia 3310, por 49 euros, no tiene mucho sentido más allá del que puede tener cualquier otro móvil convencional o featurephone como los que ya existen, ni más allá del sentimiento de nostalgia que es poco racional. El 3310 permite hacer llamadas y enviar SMS y poco más. Tiene conexión 2G y un navegador web básico incapaz de digerir una página web promedio. En la mano resulta más frágil que el original, incluso demasiado ligero y pequeño para manejarlo con comodidad. A la serpiente se puede jugar en cualquier móvil.

Para un usuario “normal y corriente”, fuera de nicho, las 22 horas de autonomía en llamada del 3310 (un mes en espera, sin tocarlo) es poco realista porque hoy en día nadie llama durante 22 horas seguidas y nadie está un mes sin tocar el móvil. Cualquier smartphone también dura más o menos un día de uso siendo mucho más versátil. Las baterías de los smartphones duran poco muy en parte porque los utilizamos mucho. Si usas un 3310 mucho (haciendo lo único que puedes hacer con él, llamar) la batería te dura igual de poco, un día.

Con un uso moderado cualquier smartphone permite hacer muchas más cosas con igual o mejor autonomía en proporción, y si lo usas poco o muy poco su batería también durará días. Tampoco se trata de menospreciar ahora algo por lo que hace años cualquiera habría cambiado su 3310 sin pensarlo.

Nokia 3310 renacido 2

Esto no significa que el Nokia 3310 no tenga su lugar en el mundo, que lo tiene igual que lo tienen muchos móviles convencionales todavía hoy. Los móviles convencionales no son ninguna novedad y tienen su público. Por ejemplo, como teléfono de empresa en determinados entornos profesionales, entre los tecnófobos, las personas mayores o los niños, si acaso queda algún niño que no te lo tire a la cara al descubrir que no tiene Instagram. Porque el Nokia 3310 no tiene Instagram, ni WhatsApp, ni Facebook ni nada parecido, y la cámara (que el 3310 original no tenía) es tan mala como lo eran las cámaras móviles hace diez años. Para eso mejor no ponerla y bajar un poco el precio.

Es verdad que por sus formas y dimensiones el Nokia 3310 es como un cachorro adorable, como un tamagotchi. Pero lo cierto es que el Nokia 3310 no es el Nokia 3310 que muchos conocimos también porque el contexto y el momento no son los mismos. Sencillamente no estamos en el año 2000. Puestos a gastarte 49 euros tiene más sentido un Nokia 3, por ejemplo, incluso aunque se vaya a utilizar principalmente para hacer llamadas, porque en caso de necesidad se trata de una herramienta mucho más capaz y adecuada en 2017.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear