Por Nacho Palou — 25 de Abril de 2015

Precio oculto de las aplicaciones moviles

Que la publicidad en aplicaciones gratuitas devora la batería del móvil es algo de sobra conocido, pero no viene mal recordarlo y más aún cuando se tienen datos concretos tras comparar el consumo de batería y del tráfico de datos que hace una misma aplicación en su dos versiones — cuando se trata de la versión gratuita y cuando se trata de la versión de pago, sin anuncios.

Eso es precisamente lo que han comprobado investigadores del Instituto Tecnológico de Rochester y de la Universidad de Queen, en Canadá.

Comparando ambas versiones de la misma aplicación los investigadores pudieron comprobar que:

  • De promedio, las aplicaciones y juegos con anuncios consumen un 16 por ciento más de batería que sus equivalentes sin anuncios, lo que se traduce en entre 2,5 y 2,1 horas menos de autonomía.
  • La carga del procesador del teléfono aumenta en un 48 por ciento cuando se utiliza una aplicación “gratuita”, con publicidad —lo que tiene un impacto directo en el consumo de la batería. Parte de esa carga del procesador se dedica a obtener información sobre la localización o ubicación GPS del usuario.
  • La descarga de los banners publicitarios que aparecen en las aplicaciones y juegos con anuncios aumenta el consumo de memoria y de la transferencia de datos en hasta un 100 por cien en algunos casos, con un promedio de un 79 por ciento más.

Esto último no es tanto problema mientras se está conectado a una red wifi, pero en cambio sí supone un coste económico cuando se está conectado a la red móvil 3G/4G. Según los investigadores cada vez que se abre una de esas aplicaciones ‘gratuitas’ el coste es de aproximadamente 0,15 euros por el consumo del plan de datos.

Aunque los investigadores utilizaron para el estudio aplicaciones procedentes de la Google Store y un teléfono Android, en realidad esto es aplicable a cualquier plataforma.

De modo que, de nuevo, lo ‘gratis’ no es ‘gratis’ después de todo. Entre pitos y flautas puede salir más a cuenta pagar los céntimos o pocos euros que cuestan la mayoría aplicaciones o juegos móviles, especialmente aquellos que se utilizan más a menudo.

Fuente: ‘Free’ apps may not be so free after all: They take a big toll on your phone.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear