Por Nacho Palou — 30 de Julio de 2013

Con el verano los «gadgets de compañía» como los teléfonos móviles y tablets, ordenadores portátiles, cámaras y los libros electrónicos corren el riesgo de verse expuestos al calor, al agua, a la arena de la playa y a la humedad. Ninguno de estos elementos sienta bien a los aparatos electrónicos.

En Sin Vuelta de Hoja, formas sencillas de reducir los riesgos que el verano supone para la electrónica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear