Por Nacho Palou — 30 de Julio de 2013

Con el verano los «gadgets de compañía» como los teléfonos móviles y tablets, ordenadores portátiles, cámaras y los libros electrónicos corren el riesgo de verse expuestos al calor, al agua, a la arena de la playa y a la humedad. Ninguno de estos elementos sienta bien a los aparatos electrónicos.

En Sin Vuelta de Hoja, formas sencillas de reducir los riesgos que el verano supone para la electrónica.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo