Por @Wicho — 9 de Octubre de 2004

Hoy que estamos con la primera alerta por temporal del otoño se me viene a la cabeza un dispositivo conocido como ORCA (Overboard Recovery Communications Apparatus) que sirve para activar una alarma de forma automática cuando un marinero se cae por la borda.

El invento consiste en un emisor que llevan los marineros encima y que se activa en cuanto lleva cinco segundos sumergido en el agua, una central de alarmas que se monta en el puente del barco, y un receptor de radio direccional que es capaz de indicar en qué dirección está la persona que se ha caido; el emisor que lleva el marinero incorpora además un receptor GPS, con lo que indica la posición del marinero con muy poco margen de error a los medios de rescate.

Si además la central receptora se conecta a la dirección del barco, ORCA es incluso capaz de hacer girar este hacia el marinero que está en el agua para alejarlo de las hélices.

No se lo que cuesta cada uno de esos cacharros, pero si en efecto hace lo que el fabricante dice que hace es un gadget realmente útil y desde luego sería toda una inversión para la gente que a diario se juega la vida en el mar.

Hasta me pregunto si se podría convertir en equipamiento obligatorio, al menos en los pesqueros en los que siempre hay alguien en cubierta jugándose el tipo.

(Vía Gadgetopia.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear