Por @Alvy — 7 de Octubre de 2013

¿Sabes esos unboxing superdetallados de teléfonos móviles, tabletas y otros gadgets? Pues Matt Parker de Numberphile ha hecho lo mismo, medio en serio medio en broma, con calculadoras normales y corrientes.

En su particular comparativa ha incluido una calculadora de andar por casa, otra científica y otra de Philips más «de diseño» digamos.

Además del detallado desempaquetado en sí y de un jocoso test de resistencia –lanzándolas desde diversas alturas– hay algunas pruebas curiosas que quizá no conozcas y que permiten dar con los límites de estos pequeños trastos. Algunas son simples como que 1/0 debe dar error, pero otras son más intrincadas:

  • La prueba de «raíz de dos». Consiste en pulsar 2 «raíz cuadrada» «multiplicado por» 2 «raíz cuadrada». Esto equivale a calcular √2 × √2 que debería ser 2. Pero algunas calculadoras se quedan en 1,99999… sin mostrar el resultado exacto.
  • Calcular el seno de un número muy pequeño. Por ejemplo sin(0,001) = 0,00999987… Cuanto más pequeño el valor, más probable es que la calculadora se haga un lío y no calcule bien los decimales. En el ejemplo, la calculadora científica del vídeo considera que sin(0,00001) = 0,00001 (erróneo).
  • El orden «correcto» de evaluación de las operaciones. 5 + 2 × 5 tiene que dar como resultado 15, no 35.

¿Quién necesita una calculadora hoy en día teniendo un teléfono móvil a mano? A pesar de que parezcan aparatos viejunos tienen su utilidad todavía en tiendas, entornos de oficina y muchos otros sitios. Y si le pasas estas pruebas a la calculadora de tu teléfono móvil… igual te llevas una desagradable sorpresa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear