Por @Alvy — 25 de Septiembre de 2007

Apagar el móvil: ¿misión imposible? describe una situación JackBaueriana: cómo algunos teléfonos móviles que incorporan GPS y un servicio llamado E911 (relacionado con el servicio de emergencias de EE.UU.) no se apagan a pesar de que los hayas apagado.

Este tipo de teléfonos continúan enviando sus coordenadas y siguen conectados a la torre de comunicaciones durante un tiempo variable (desde unos segundos a un par de horas) después de haber pulsado la tecla de apagado (…) Ni siquiera retirar la batería produce un apagado definitivo (…) Resulta sorprendente comprobar que algunos modelos de teléfono incluso tras retirar la batería son capaces de mantener la conversación activa durante diez o quince segundos, lo que da una idea de lo que pueden permanecer en modo «durmiente» cuando sólo son aparentemente «apagados».

Es un poco el mundo al revés: en los teléfonos normales las baterías a veces no duran ni unas pocas miserables horas, se acaban cuando más los necesitas. Otros en cambio redefinen el concepto de «apagado» y duran y duran a pesar de estar sin batería.

(Vía Kriptópolis.)

Actualización (26 de septiembre de 2007): The Drummer nos recuerda acertadamente que muchos teléfonos móviles respetan las alarmas incluso estando apagados; y no con simple «bip bip» sino accediendo a melodías en MP3 en tarjetas Flash, lo cual requiere cierto código más sofisticado que una simple circuitería de reloj.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear