Por Nacho Palou — 5 de Diciembre de 2013

_info_news_release_2013_12_images_03_00-2.jpg

Algo así es lo que se supone que pone en la pantalla del móvil de la imagen de arriba en el que un peatón está a punto de morir arrollado por un tren por ir leyendo la pantalla del teléfono, riesgo del que precisamente está siendo advertido desde su teléfono — una forma estúpida de morir tan respetable como cualquier otra forma estúpida de morir.

Mostrar esa advertencia es lo que hace la compañía japonesa Docomo. La operadora móvil ha habilitado un servicio voluntario y gratuito por el que el teléfono alerta al usuario si lo utiliza a la vez que está caminando. El mensaje de aviso permanece en pantalla imposibilitando el uso del teléfono; para quitarlo hay que detenerse y estar un rato parado. Como para una urgencia.

Desde Google puedes traducir la nota de prensa original en japonés por si tampoco das crédito del nivel de lerdez al que estamos llegando.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear