Por @Alvy — 14 de Junio de 2017

El bien llamado Museum of Failure ha abierto sus puertas en Helsingborg (Suecia) y básicamente expone un montón de productos que han resultado ser auténticos desastres a la hora de comercializarse. Sí, tal vez la idea fuera buena, pero si algo no triunfa comercialmente… producto fallido: Fail.

Entre otros:

Si alguno no te suena de nada es debido a su fracaso. Otros tuvieron su atractivo pero comercialmente supusieron más dolores de cabeza que alegrías; no pocos han tenido que reinventarse para seguir adelante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear