Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2013

Dave Hakkens ha ideado esta aspiradora medio-robot, medio-electrodoméstico, pensada para lugares públicos. Se ve suave, redonda e inofensiva. Evita (o rebota) en los obstáculos y equipada con unos giroscopios tiene cierta autonomía para moverse en dos ejes.

Cuando se llena vuelve a la base y se enciende y abre sola, indicando que algún humano la puede limpiar (es un trabajo sucio pero alguien tiene que hacerlo).. A mi me da la impresión de que aunque se ve simpática tendría ciertos problemas de accesibilidad por su tamaño; las Roomba y similares.

(Vía Héctor Milla.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones