Por @Alvy — 11 de Junio de 2016

Ffirme en el coche

Fernando tuvo la amabilidad de enviarnos uno de sus prototipos del soporte para teléfonos móviles Ffirme, una curiosa pieza de goma diseñada con sentido común y «respetando las leyes de la física» que se puede utilizar tanto en el coche (principalmente) como en una mesa.

Ffirme en un Fiat500

La idea básica es muy sencilla: el soporte está fabricado en un material elástico pero bastante rígido. Tiene el tamaño y peso adecuados para soportar un móvil y cuenta con dos pares de pestañas para sujetar móviles de casi todos los tamaños (en la web del producto se indica cuáles exactamente). La pieza se instala encajándola entre el salpicadero y el parabrisas del coche firmemente. Aunque queda suficientemente seguro como para no moverse, la propia inercia del coche en las frenadas bruscas lo encajaría todavía más.

Tras esta instalación básica poner y quitar el móvil es cuestión simplemente de colocarlo en su sitio en horizontal, abriendo un poco las pestañas con los dedos. También cuenta con un pequeño agujero para pasar los cables si acaso se va a usar conectado a cargador, algo típico a llevarlo como navegador.

Otro uso interesante es como dash-cam o grabador de lo que sucede en el exterior del vehículo (algo que no se puede hacer con un soporte convencional). Cada día hay más apps para hacer esto fácilmente, incluso algunas graban el interior del coche con la cámara secundaria. Si se usa como dash-cam puede ser necesario descentrar un poco el móvil para que la visión de la cámara sea perfecta (y no quede entorpecida por la parte trasera del soporte).

Ffirme en la mesaAparte de esto el soporte se puede llevar a una mesa cualquiera y como mantiene el equilibrio convertirlo en soporte para tener el móvil siempre visible, ver la tele, leer los mensajes o que haga las veces de despertador totalmente visible.

A destacar:

  • Lo mejor: es que su diseño es de una sola pieza, bastante «indestructible» (es incluso lavable), algo muy práctico y universal. A diferencia de otros, no hay andar ajustando pequeñas piezas, tuercas, muelles y demás – ni obstruir las rejillas de ventilación; también evita el problema de los soportes magnéticos con imanes de baja calidad que hace que los móviles «salgan volando» con los movimientos bruscos del vehículo. En este sentido este soporte hace honor a su nombre. Si se usa como dash-cam es además muy, muy estable.
  • Lo peor: si el salpicadero del coche es «profundo» el móvil puede quedar demasiado lejos de la mano y veces no se puede alcanzar con el brazo (me sucedió en mi Prius). La solución es «hacer lo correcto» al usar el móvil en el coche: hacerlo solo mediante voz. – aunque estando parado o aparcado el problema sigue ahí. Aparte de eso solo admite la posición horizontal. Y dependiendo del modelo de móvil puede suceder que el soporte «apriete los botones» y haya que desplazarlo un poco para que esto no suceda.

El Ffirme está en financiación colectiva en KickStarter durante las próximas semanas, independientemente de que ya han avanzado la fase de prototipado. Para las pre-reservas se está vendiendo a 12 euros, un precio bastante competitivo. Una de las salidas que le ven sus creadores es como producto promocional que los clientes puedan «personalizar» con diversos dibujos y colores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear