Por @Alvy — 3 de Noviembre de 2015

Go Groove BassPulse

Estuve examinando unos altavoces GoGroove BassPulse que nos enviaron hace algún tiempo para probar; se trata de una opción de precio asequible y sobre todo sin complicaciones de montaje ni cableado (es un equipo de sonido 2+1).

Los BassPulse tienen un diseño moderno y futurista, con los dos altavoces de pequeño tamaño montados sobre soportes transparentes de plástico. La unidad subwoofer es bastante más grande (279 x 235 x 114 mm) como lógicamente corresponde e incluye los mandos de control de volumen y bajos. Todo está decorado con unas luces luminosas de «color eléctrico» estilo Tron que se pueden encender o apagar con otro botón especial.

Basspulse Monitor

El equipo tiene un punto fuerte: la simplicidad absoluta: se enchufa a la red eléctrica y un cable une los dos altavoces con el subwoofer. La conexión al ordenador, MP3 o cualquier otro dispositivo de sonido se hace mediante un jack de 3,5 mm completamente estándar, de modo que es compatible con cualquier equipo al que puedas enchufar unos auriculares – en la práctica, prácticamente todo. En 60 segundos está todo montado.

Técnicamente la potencia de los BassPulse es de 20W RMS: 2 x 5W para los altavoces y 10W para el subwoofer. Esta es la denominada potencia RMS o «potencia media»; en potencia pico (PMPO) puede alcanzar 40W. En general sería más interesante que la potencia máxima fuera más alta, pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo los altavoces se usan a potencia baja/media: contar con ese plus está bien pero se necesitaría algo más caro y potente para alcanzar una potencia mayor de forma continua. Digamos que es una potencia adecuada para un espacio pequeño o mediano, sin producir demasiadas distorsiones y siempre que la fuente original de sonido esté limpia. La frecuencia de respuesta es de 80 Hz-20 KHz y la sensibilidad de 90 dB.

El precio de los altavoces BassPulse en Amazon ronda los 60 euros y están disponible en varios colores (hay más info y otros modelos GoGroove en la web de Accessory Power). Una opción a considerar para quienes quieran añadir un toquecito de diseño y conseguir un mejor sonido sin complicarse la vida: son «enchufar y funcionar».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear