Por @Alvy — 1 de Julio de 2015

Motor Mood

MotorMod es una forma simpática de dar las gracias a otros conductores en la carretera. Todo lo que hay que hacer es pulsar el botón y se enciende la lucecita de la carita sonriente simbolizando un ¡gracias!. Nada de cláxones ni ráfagas ni nada tan vistoso. Como herramienta de comunicación-no-verbal fácil de instalar, usar y entender tiene su encanto. Hay demo, dentro vídeo:

Instalarlo es tan fácil como pegarlo con un par de adhesivos en la ventana trasera del vehículo; el botón tiene un tamaño grande y vistoso, y se puede poner también en cualquier lugar del salpicadero, de modo que no despista al conductor — al menos a quien lo pulsa, a los de otros vehículos no sabemos. En su ridícula simpleza radica probablemente su aceptación: ya está en Kickstarter recaudando fondos y lleva casi la mitad de los 130.000 dólares que necesitan en unos días.

{Nota: a saber la normativa legal que se aplicaría a este aparato en España. Pero si por alguna razón legal a alguien le multan por llevar una lucecita de estas en la ventanilla me iría con una bolsa de palomitas a ver a los abogados de ambas partes discutiendo sobre somera tontería.}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear