Por @Alvy — 3 de Noviembre de 2016

Esta comparativa entre las cámaras de vídeo 4K del Pixel de Google y el iPhone 7 Plus de Apple, completamente cara a cara (ambos terminales montados sobre el mismo soporte y grabando a la vez) permiten hacerse una idea de la calidad final de cada cámara. Es un trabajo de JerryRigEverything.

Entre las características que se comparan están especialmente la grabación en condiciones de muy poca luz, la calidad de los detalles y la estabilidad de la imagen. También se comparan los zoom, la capacidad y velocidad del enfoque, las grabaciones a cámara lenta y otras características.

El resultado es muy igualado, pero con algunas características claramente a favor de uno de los aparatos y otras al del otro. Así que en cierto modo depende del tipo de grabaciones que principalmente se vayan a hacer – e incluso podría decirse que llega a ser un poco cuestión de gustos: por ejemplo una de las cámaras graba con noche muy «luminosas» pero eso realmente no parece «una escena nocturna»; el otro en cambio graba colores y detalles fiables con poca luz pero puede estropear parte de las imágenes si de repente hay mucha luz – normalmente al mover la cámara al cielo o algo parecido.

No hay que olvidar tampoco que parte de esta calidad de imagen de vídeo proviene del hardware de las cámaras y otra buena parte de los trucos de software, pero al final lo que se obtiene es lo que se ve, y este vídeo es una prueba bastante fiable de ello. A partir de ahí y de ese material en bruto continuar editándolo o mejorándolo es cuestión de cada cual.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear