Por @Alvy — 4 de Agosto de 2015

Anker-Boombox

He estado probando estos días el Anker Boombox (A7908/MP141), un pequeño altavoz Bluetooth que sirve como complemento para cualquier dispositivo: móviles, tabletas o portátiles. En mi caso y debido a que el altavoz del Macbook Air es uno de sus puntos débiles llevar uno externo me resulta casi obligatorio si necesito escuchar música o ver vídeos con un sonido decente – de ahí mi afición a este tipo de gadgets (ya no sé ni cuántos he probado).

Uno de los principales problemas de este tipo de altavoces en miniatura es que ofrecen un rendimiento muy pobre en las frecuencias bajas, aparte de una potencia generalmente reducida. El Boombox sin embargo se comporta excelentemente en ambos aspectos: los graves suenan sorprendentemente bien y los 4W de potencia proporcionan volumen suficiente como para un espacio personal amplio, que aunque no hará retumbar las paredes del vecino sí que da como para montar una fiestecilla, vamos.

Aparte de eso configurar el Boombox es trivial; basta encenderlo para que se active en modo enlace: con elegirlo desde el panel de configuración Bluetooth queda listo para usar automáticamente en el futuro. Técnicamente soporta los modos Bluetooth HSP, HFP, A2DP y AVRCP (nada que importe al común de los mortales). Para usarlo con varios dispositivos (ej. portátil + teléfono) basta irlo desenlazando de unos y enlazando con otros.

Anker Boombox

Su diseño es precioso, casi cúbico (8 cm) y es tremendamente ligero; pesa menos de 300 gramos (lo hay en versiones negro mate y blanco) y viene con una bolsita de tela para protegerlo en el transporte. El altavoz está situado en la parte superior y los botones de volumen, pausa y el micrófono en el frontal. En un lateral está el cargador microUSB (la batería recargable dura unas 20 horas, o días si no lo usas mucho) y el interruptor de encendido; se puede cargar mientras reproduce sonido. También tiene un conector de entrada de audio. Yo lo suelo poner junto al portátil, pero se puede alejar unos 10 metros sin problema – más lejos puede que no llegue del todo bien.

Este tipo de altavoces tiene el control por volumen independiente, aunque se puede usar indistintamente el del ordenador o el móvil, la posibilidad de utilizarlos como micrófono y manos libres y es compatible con prácticamente cualquier aparato: si no tienes Bluetooth da igual porque con ponerle un cable de audio (incluido) y controlarlo con sus propios botones también sirve.

El precio del Boombox es de unos 38 euros y está a la venta directamente en Amazon. Cumple más que de sobra con lo que se puede esperar de él: que suene bien, que sea ligero y que una carga de batería sea duradera. Tiene una gran combinación de prestaciones y diseño que no decepcionan, sino que más bien sorprende positivamente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear