Por @Wicho — 24 de Octubre de 2012

Kindle TouchAunque con un poco de retraso debido a los problemas iniciales de stock, hemos podido probar un Kindle Touch 3G de Amazon que nos prestaron amablemente.

El Kindle Touch era, hasta la aparición del Paperwhite, el Kindle con menos botones de la historia, ya que tiene sólo dos, el de encendido y apagado y el de inicio.

Esto es así porque todo lo demás se gestiona mediante la pantalla táctil, que es a la vez lo mejor y lo peor de este Kindle.

Es lo mejor en el sentido de que todo el manejo de menús y opciones del dispositivo se hace tocando la pantalla, lo que es más rápido y cómodo que hacerlo usando el botón de cuatro direcciones del Kindle de cuarta generación o que cualquier otro Kindle que tenga ese botón.

Sobre todo es infinitamente más rápido y cómodo cuando quieres tomar una nota, ya que puedes ir pulsando sobre el teclado virtual en lugar de tener que ir recorriéndolo letra a letra con el botón de navegación y pulsando el botón central para seleccionarla.

Pero sin embargo, a la hora de leer, el pasar o retroceder página con la pantalla táctil no acaba de ser tan cómodo como lo es hacerlo usando los botones dedicados presentes en los laterales de los otros Kindle salvo el Paperwhite y los Fire.

El tener que tocar la pantalla para pasar página te obliga a mover el dedo -normalmente el pulgar- hasta ella, lo que interrumpe más que si simplemente tienes que pulsar un botón sobre el que ya tienes puesto el dedo.

Además, si sujetas el Kindle Touch con la mano derecha es prácticamente imposible llegar al lateral izquierdo de la pantalla que se usa para retroceder página, y eso que yo tengo las manos grandes y los dedos largos; con la izquierda es más sencillo porque apenas tienes que llevar el pulgar unos centímetros más allá del borde de la pantalla.

En cualquier caso, lo peor de todo es el funcionamiento un tanto inconsistente de esta pantalla táctil, aunque en realidad no es tal sino que el Touch usa unos sensores de infrarrojos en la parte interior del lateral izquierdo y la parte superior del borde para detectar la posición de tus dedos.

Sensores Kindle Touch
Los sensores están en la capa negra que se ve entre la pantalla y la carcasa

A menudo al intentar pasar página el Touch salta tres, cuatro o cinco páginas, mientras que en otras ocasiones tenía que tocar prácticamente el borde izquierdo para que registrara que quería retroceder, e incluso en alguna ocasión el Touch interpretó un toque para pasar página como una orden para volver al principio del libro.

Todo esto es bastante desconcertante.

Al principio pensé que podía ser un problema de acostumbrarme y aprender a tocar el Touch (perdón por el chiste), pero al pasar las semanas y seguir encontrándome con ese problema eché un vistazo a los foros de soporte y parece ser un problema bastante común.

Para mi sería ideal que el Touch hubiera conservado los botones dedicados de retroceso y avance de página a los lados del marco.

El abrazo de la muerte
El meñique de la muerte

Y puestos a protestar por los botones, creo que el de encendido y apagado en lugar de un pulsador tendría que ser un botón deslizante como por ejemplo el del Kindle con teclado, porque más de una vez lo he pulsado accidentalmente con el meñique, que suelo colocar en la parte inferior del Touch para que no se me escurra de la mano, haciendo que se apagara sin quererlo.

Por lo demás, la calidad de imagen es igual que en el Kindle de cuarta generación, ya que la pantalla es la misma, y sigue siendo muy cómodo leer en ella siempre que haya luz suficiente, pues cuando empieza a bajar el nivel de luz el fondo grisáceo de la pantalla se deja notar y hace imposible seguir leyendo mucho antes que con un libro de papel.

Cosillas del software

En cuanto al funcionamiento del firmware, el software de a bordo del Kindle Touch, hay también algunas cosillas que se podrían mejorar, en especial a la hora de tuitear o compartir en Facebook que has terminado un libro.

De forma aleatoria, sin que haya sido capaz de encontrar el motivo, me resultó imposible tuitear que había terminado un libro determinado, algo que sucedió con libros de distintas editoriales tanto en inglés como en español, aunque ciertamente no es un problema específico del Touch porque pude comprobar que pasa lo mismo con el Kindle de cuarta generación.

No tuve ese problema a la hora de compartir en Facebook, sin embargo, aunque en este caso los acentos salen machacados.

¿Acentos? What do you mean «acentos»?
¿Acentos? What do you mean «acentos»?

También sería cosa de corregir el texto que sale por defecto, al menos para mi gusto, ya que dice «Ha terminado...» en lugar de «He terminado...», y no hay -o no encontré- la opción de configurarlo.

En tercera persona
En tercera persona

Otra cosa a cambiar, y aunque suene a picajoso, es que no estaría de más que a la hora de tomar notas el teclado apareciera listo para empezar a escribir la primera letra en mayúsculas, o que también lo hicieran los mensajes para compartir en Twitter y Facebook.

Para terminar, me gustaría tener la opción de desactivar el justificado de texto por los dos lados y dejarlo alineado sólo por la izquierda, porque a menudo se crean auténticos ríos de espacio en blanco en los textos con este justificado por ambos lados.

En cualquier caso estas cosas no son realmente un problema a la hora de usar el Touch para leer.

Funciones experimentales

Otra cosa que quise probar fueron las funciones experimentales. Estas son un navegador web, un reproductor mp3, y la opción de pasar de texto a voz.

Experimentos...
Experimentos...

Empezando por esta última, lo que hace es leer en voz alta cualquier libro en inglés, siempre que la editorial no haya optado por bloquear esta opción, y no lo hace mal. Pero lo hace con una voz tipo Stephen Hawking (aunque se puede escoger una versión femenina), por lo que no es especialmente adecuado para una novela, ya que carece de entonación. Aún así, puede ser útil para cuando hay demasiada poca luz para leer cómodamente, o para que el Kindle te lea un libro mientras vas andando, o para conectar la salida de cascos al sistema de audio del coche mientras conduces, etc.

El reproductor de mp3 no es que sea básico sino lo siguiente, pues lo único que hace es reproducir por orden -tan siquiera tiene un modo aleatorio- los mp3 que pongas en la carpeta de música. Puedes usarlo para reproducir algún podcast o para poner música de fondo mientras lees un libro, aunque en este caso hay que salir al menú principal para poder acceder a la opción de reproducir música para ponerla en marcha, no así para pararla, lo que se puede hacer desde dentro del libro. El espacio que ocupen los archivos de audio se descuenta del disponible para libros, por supuesto.

De las tres funciones experimentales la que más me llamó la atención es el navegador web, que hace un trabajo razonable, mucho más de lo que cabe esperar, con muchos sitios web a pesar de las limitaciones del hardware del Touch; sirve incluso para comprobar tu correo en Gmail llegado el caso.

Wikipedia en el Touch
Wikipedia en el Touch

Me gustó en especial la opción de poder abrir la página correspondiente de la Wikipedia a la hora de buscar más información sobre una palabra determinada.

Pero en cualquier caso, no usaría el Touch como reproductor de mp3 o como dispositivo para navegar por Internet a poco que tuviera otras opciones a mano, aunque obviamente no ha sido creado para esto.

En resumen

Como decía al principio, la unidad de pruebas tardó en estar disponible, lo que unido al tiempo que lo quise usar para darme la oportunidad de probarlo a fondo más la correspondiente procrastinación a la hora de escribir esta reseña ha hecho que el Touch esté ya descatalogado gracias a la llegada a España del Paperwhite.

Pero en cualquier caso, este hecho no cambia mucho mis conclusiones.

Para la inmensa mayoría de los usuarios, los que se limitan a usar el Kindle para leer, el Kindle a comprar ahora mismo, y aún sin haberlo probado, es casi con toda seguridad el de quinta generación, el negro por fuera, aunque antes hubiera recomendado el de cuarta, el que es como el Touch pero sin pantalla táctil.

Lo de casi con toda seguridad es porque aún no he tenido oportunidad de ver en persona ni mucho menos de probar un Paperwhite, y es posible que su pantalla táctil de verdad, iluminada y más blanca me convenza -lo que parece probable- de que merece la pena pagar los 50 euros de diferencia, aunque en cualquier caso, ahora mismo no hay disponibilidad de Paperwhite hasta al menos enero de 2013.

Lo que no creo es que merezca ya la pena comprar un Touch aunque está disponible a precio descontado mientras quede stock.

Para los que tomamos notas con el Kindle, mi opción es claramente el Paperwhite desde que este está disponible, insisto en que aún sin haberlo probado, aunque antes de eso sí hubiera recomendado el Touch, porque escribirlas en un 4G es un tanto desesperante.

La decisión de si comprar el Papwerwhite con o sin 3G depende mucho de si usas distintos dispositivos para leer. Si aprovechas la mínima ocasión para sacar el móvil o el tablet para seguir leyendo, el 3G es casi obligatorio, porque de lo contrario nueve de cada diez veces te encontrarás con que no has sincronizado la posición de lectura porque no tenías una Wi-Fi a mano. De lo contrario, el Papwerwhite Wi-Fi tiene una pinta estupenda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear