Por Nacho Palou — 30 de Mayo de 2013

La impresora LG Pocket Photo no se puede evaluar por sus capacidades para imprimir --que son realmente limitadas-- sino porque da la posibilidad de obtener copias en papel de instantáneas que de otro modo probablemente nunca saldrán del teléfono, o que como mucho irán a alguna red social.

Esta pequeña impresora de bolsillo es fácil de utilizar, se conecta al móvil por bluetooth o por el puerto USB; es rápida, necesita menos de un minuto por foto y sólo hay que asegurarse de tener papel, porque no utiliza tinta que pueda secarse o gastarse.

De tamaño parecido al de un smartphone pero más gruesa la impresora funciona de forma autónoma con una batería, de modo que tampoco hay que enchufarla. La tecnología de impresión se basa en papel térmico en color que reacciona presentando unos u otro colores en función de la cantidad de calor aplicada sobre el papel.

Esta tecnología tiene ventajas como la no necesidad de cartuchos de tinta, pero a cambio aspectos como el rango de color y su intensidad o viveza, la nitidez y el contraste de las imágenes quedan bastante lejos de lo que se puede obtener con una impresora de inyección. Las impresiones son de tamaño único, de 5 x 7,6 cm.

Pero la razón de ser de la LG Pocket Photo es la de permitir que cualquier persona con un móvil --incluso sin ordenador-- pueda sacar copias en papel de forma rápida y fácil y en casi cualquier momento y lugar, y eso lo cumple. Además los resultados se pueden mejorar apreciablemente con algo de práctica si antes de imprimir las imágenes se ajustan un mínimo, o utilizando algunos de los filtros que incorpora la aplicación de LG.

Para imprimir hay que instalar en el móvil la aplicación LG Pocket Photo, disponible para Android e iOS. También se puede imprimir desde un ordenador con Bluetooth o vía USB. La aplicación permite hacer algunos ajustes básicos de la imagen, como reencuadrarla (la relación entre el papel y la imagen del móvil no se corresponden) o modificar la intensidad de color y el contraste, entre otras cosas. En las imágenes impresas se puede añadir un código QR que enlace con una página web o texto.

La impresora LG Pocket Photo cuesta entre 150 y 180 euros. El papel, el único consumible que gasta la impresora, se puede comprar por ejemplo en Amazon por unos 14 euros el paquete de 30 hojas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear