Por @Alvy — 30 de Noviembre de 2015

Nokia Ozo

Nokia está buscando su enésima reencarnación con Ozo, una cámara VR de estupendo aspecto y especificaciones propias de los estudios de cine.

Sobre el papel la Ozo es una gran pelota de aluminio –del tamaño de una cabeza– y pesa unos 4,5 kg. Sus ojos son ocho cámaras de 2000 × 2000 píxeles que pueden cubrir un campo de visión de 195 grados – proporcionando así nuevas cotas de calidad para grabaciones de realidad virtual, efectos estereoscópicos y similares. Además de las cámaras incluye micrófonos, wifi de control y otras virguerías.

No es un artilugio para aficionados: por su precio –unos 50.000 dólares– podrías comprarte varios pequeños automóviles. Pero claro, un utilitario no puede emitir VR de video panorámico de alta calidad en tiempo real a 1 Gbps.

¿Qué hace Nokia dedicándose a desarrollar chismes de este estilo? Nosotros también nos lo preguntamos, la verdad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones