Por @Alvy — 18 de Abril de 2017

AGM A8

AGM A8

Sistema Android 7.0
Pantalla 5"
Resolución 1280 x 720
Peso 247 gr
CPU Qualcomm quad core MSM8916
Cámaras 13 / 2 Mpx
Memoria RAM 3 GB
Almacenamiento 32 GB / +MicroSD
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n
Batería 4.050 mAh
Precio (PVP) 135€

Otras características: Dual SIM (2 nanoSIM). Conector microUSB tipo B. Conectividad 2G/3G/4G FDD-LTE. GPS/AGPS. NFC. OTG. Sensores: brillo, proximidad, acelerómetro, brújula. Led de notificaciones. Bluetooth 4.0. Conexión auriculares 3,5 mm. Batería extraíble. Incluye cargador, cable USB, protector de pantalla.

He aprovechado los días vacacionales para poner a prueba un AGM A8 que nos enviaron; un auténtico ladrillo de móvil, dicho sea en todo el buen sentido de los magníficos ladrillos. Es un móvil tan sólido y resistente que parece diseñado para acompañar a Chuck Norris. Desde luego en todos estos días aguantó golpes, transporte desprotegido en mochila llena de gadgets, días de playa (incluyendo arena, salpicaduras de agua y una prueba rápida de grifo) y todo sin apenas inmutarse: ni siquiera acabó con el cristal rayado. Tan solo con alguna pequeña raspadura en las zonas plásticas que –como buenas cicatrices– hasta le dan personalidad.

Y es que el AGM A8 está diseñado pensado en la resistencia, en acompañar en todo tipo de trabajos «físicamente exigentes» fuera de casa e incluso en las salidas al campo, para practicar deporte y hacerle otras perrerías. Lo mejor es que consigue todo esto a un precio muy ajustado – aunque ve mermada alguna que otra característica, pero nada que impida disfrutarlo. Esto es lo más destacable:

Lo mejor:

  • Dureza elegante. El terminal es rudo pero agradable al tacto; combina un recubrimiento de goma de gustoso al tacto alrededor de la estructura y laterales metálicos. Según las especificaciones resiste caídas desde 1,5 metros. La pantalla, de 5" y es Gorilla Glass 3, bien protegida manteniendo la visibilidad. En cuanto a protección está certificado IP68, así que aguanta un buen rato incluso debajo del agua (1,2 metro / 15 minutos). Como extra decir que resiste entre -40°C y 80°C de temperatura, así que se diría que puedes viajar a los polos o al mismísimo infierno sin problema.
  • Batería a tope. Con 4.050 mAh la batería dura y dura. Especialmente teniendo en cuenta que con este móvil si uno se va de excursión o hacer deporte no va a estar todo el día conectado dale que te pego al Facebook. Lo único malo es que no tiene carga rápida, pero aparte de eso una vez pasa unas horas enchufado se pone al 100% y da para todo un día – y en espera tres o cuatro sin problemas.

Lo peor:

  • Una pantalla humilde. No es que sea especialmente importante, pero la pantalla de 5" es tan solo HD (1280 × 720) y puede acabar resultando un poco pequeña y limitada. Su brillo y visibilidad, en cualquier caso, son buenos.
  • No es un móvil para fotografía. Que nadie se engañe: las cámaras de 13 y 2 Mpx no son para hacer grandísimas fotos, aunque la cámara principal da resultados aceptables (siendo lo mejor es que su autofoco es muy ágil). La cámara de selfies mejor olvidarla, no vale gran cosa.
  • Conectores un poco incómodos. Para lograr la protección frente al agua los conectores USB y de auriculares llevan tapas de goma que hay que abrir y girar; no siempre resulta fácil. Como compensación, la parte interior está perfectamente protegida tras varios tornillos (nada de tapas de plástico que se doblan y salen por los aires al mínimo golpe). Una «funda» de goma plana supone una protección extra para la batería, y es donde están las ranuras de las tarjetas SIM (una o dos, algo útil por ejemplo si se viaja mucho y se usan dos tarifas de distintas compañías).

Otros detalles:

  • En cuanto a velocidad su procesador ha dado un índice de 1.398 puntos en el Geekbench 4. Sería una puntuación muy baja si no fuera porque pese a todo el terminal es muy fluido en cuanto al funcionamiento normal y corriente. Quizá sea por la memoria, la resolución de la pantalla o por efecto del Android 7, pero el caso es que va aceptablemente bien para lo que cuesta. Sin quejas en este aspecto.
  • Comunicaciones: a las redes 2G/3G/4G LTE convencionales se añade el wifi convencional. Un plus a valorar es que incluye también NFC para conectarse con todo tipo de dispositivos (información, pago, etcétera) «sin contacto», con solo acercar el terminal.
  • Android 7.0. En este aspecto el terminal demuestra que está al día y que no tendrá problema en durar tanto como le permita su «vida física», al menos en cuanto a la familia 7.x de Android se refiere. Además es muy fácil acostumbrarse a las nuevas opciones y tanto la instalación del terminal desde cero como actualizar las apps funcionan sin problemas – y en castellano, claro.
  • Ourdoor Tools. Es una aplicación de AGM con el «kit de supervivencia básico» para cualquier rudo usuario (no puedo evitar imaginármelo huyendo a las montañas o en algún tipo de Apocalipsis zombie). Permite ver de un vistazo la brújula, el nivel, un medidor de ángulos, una plomada, una regla e incluso una lupa. También incluye un botón de S.O.S. y un «modo antirrobo». La típica app que nunca sabes cuándo vas a poder necesitar pero que mejor dejar guardada por ahí. (Nota: me saltó un aviso de Android avisándome de que era «peligrosa», pero al parecer se refería solo al aviso de que los datos del GPS se enviaban de vez en cuando, algo habitual en muchas apps.)

Como resumen diría que el AGM A8 es un terminal «fuertecito» bastante alternativo que no pretende competir con los móviles tradicionales en elegancia y estilo sino en su terreno: el de la fuerza bruta, la resistencia y la durabilidad. En este sentido puntúa alto en todos los aspectos. Basta revisar la lista de todo lo que incluye para ver si a cada cual puede servirle para lo que necesita – y luego estudiar el precio, más que razonable a todas luces.

El AGM A8 se vende a través de la web del fabricante y también en Ali Express y Gearbest por unos 135 euros. Además existe una página oficial en Facebook en donde se pueden consultar otros detalles o hacer preguntas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear