Por Nacho Palou — 26 de Octubre de 2010


LG Optimus One (LG-P500), un smartphone asequible pero completo con Android 2.2 (Froyo).

El LG Optimus One, presentado hace un par de semanas, fue el modelo que inauguró la serie de smartphones Optimus de LG, que incluye tanto modelos con el sistema operativo de Google como con Windows Phone 7, materializado la semana pasada en el Optimus 7.

Curiosamente el primer Optimus con Android, a pesar de que el nombre pueda dar a entender lo contrario, es un smartphone de gama media. Y extrañamente Movistar echa por tierra su carismático –aunque algo exagerado nombre– vendiéndolo con la aburrida denominación comercial LG-P500.

Asequible y acertado
El Optimus One está por encima de los smartphone low cost y es un buen argumento por el que los modelos Android más baratos nunca merecen la pena. Se trata de un producto intencionadamente asequible pero que no prescinde de nada.


Conector para auriculares estándar y controles de volumen. Sin botón de acceso directo a cámara.

En el Optimus One, como sucedía con el LG Mini destaca la calidad de la pantalla táctil capacitiva. A pesar de contar sólo con 320 x 480 píxeles de resolución en 3,2 pulgadas resulta bastante agradable y nítida. El funcionamiento táctil es muy bueno y facilita la tarea de escribir con el teclado en pantalla.

Respecto al teclado, ofrece por defecto uno propio denominado en el menú de selección de teclado “LG Keyboard”.

Se trata de una adaptación del superado teclado T9 convencional que requiere una o más pulsaciones de la misma tecla para seleccionar cada símbolo. Pero en en el Optimus One resulta poco adecuado y más difícil de manejar que un QWERTY en pantalla convencional, el habitual en este tipo de teléfonos.

Aunque la idea de ofrecer este teclado “de transición” para los usuarios que se estrenan en este tipo de teléfonos no es mala, el resultado lo es. Es lo primero que hay que cambiar al configurar el teléfono.

Android 2.2 y equipamiento completo
El acabado y la construcción del LG-P500 es buena teniendo en cuenta lo que cuesta, en torno a los 250 euros si se vendiese libre. El peso se queda justo por debajo de los 130 gramos.

Todos los materiales visibles son plástico de razonable buen aspecto, pero su diseño resulta bastante anodino e incluso soso si se compara con otros modelos -y otros productos- de LG.


¿Qué falta aquí? Se echa de menos un trackball para colocar el cursor entre caracteres y para desplazarse por los menús.

Sin embargo es práctico y funcional. Los botones físicos están dispuestos de forma bastante lógica: los botones de navegación Home y Volver agrupados en una doble tecla y los botones accesorios, Menú y Buscar, por separado. No dispone de trackpad o trackball para moverse por la pantalla, desplazarse por los menús o colocar el cursor entre el texto.

La cámara de 3 megapíxeles sin flash no es uno de sus puntos fuertes. Sí merece mención la duración de la batería de 1.500 mAh.

El resto de configuración del teléfono es más que correcta: procesador de 600 MHz, 170 MB de RAM, Bluetooth 2.1, WiFi, 3G (HSDPA 7,2), GPS y compatibilidad con tarjetas microSD de hasta 32 GB para ampliar la capacidad de almacenamiento. El paquete de Movistar incluye una exigua tarjeta –SanDisk, eso sí– de 2GB.

Mínima pero acertada personalización y buen rendimiento


Personalización de la casa discreta pero práctica, como lo son los botones de acceso rápido para activar o desactivar distintas funciones y la categorización de categorías.

La personalización de Android de LG es discreta pero acertada, con detalles como los botones de acceso rápido para activar o desactivar distintas funciones (WiFI, Bluetooth, GPS, modo vibración, pantalla) en la barra de notificaciones y la categorización de la pantalla de aplicaciones.


El "modo coche" convierte el Optimus One en un completo navegador GPS.

Al disponer de la versión 2.2 de Android el Optimus One incorpora las últimas funciones añadidas al sistema operativo: fondos animados, navegación por GPS con indicaciones por voz ("modo coche" o Car Home) y reconocimento de voz para el dictado de textos (búsquedas, mensajes, dirección para el navegador, etc.).

El Optimus One no puede -por su configuración técnica- ejecutar aplicaciones complejas como Google Earth, sin embargo maneja con total soltura el sistema operativo, haciendo que manejar el teléfono y disfrutar la experiencia Android sea cómodo y agradable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear