Por @Alvy — 22 de Octubre de 2012

Este prototipo es un móvil totalmente funcional cuya pantalla es de tinta electrónica, lo cual hace que consuma muchísimo menos que un teléfono normal. La duración de la batería se ve por ello multiplicada: puede durar hasta una semana en funcionamiento, en vez de un solo día, que es lo normal. Como sistema operativo utiliza Android.

Como puede verse en el vídeo, donde lo comparan con otros móviles, la pantalla se ve bien incluso en el exterior y con luz directa, aunque la velocidad de refresco y respuesta no sea gran cosa. Otra ventaja: es extremadamente ligero, pesando menos de 100 gramos.

(Vía El Androide libre.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear