Por @Alvy — 30 de Marzo de 2017

Geotel Note

Geotel Note

Sistema Android 6.0
Pantalla 5,5" TruView
Resolución 1280 x 720
Peso 146 gr
CPU Mediatek quad core 1,3 GHz
Cámaras 13 / 8 Mpx
Memoria RAM 3 GB
Almacenamiento 16 GB / +MicroSD
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n
Batería 3.200 mAh
Precio (PVP) 80-85 €

Otras características: Micro+Nano SIM. Conector microUSB tipo B. Conectividad 2G/3G/4G FDD-LTE. GPS. NFC. Sensores: brillo, proximidad, acelerómetro, brújula. Led de notificaciones. Bluetooth 4.0. Conexión auriculares 3,5 mm. Batería extraíble. Incluye cargador, cable USB, protector de pantalla.

Nos dejaron para probar un Geotel Note, un modelo tan sencillo como barato, que incluye todo lo que se puede esperar de un Android moderno por un precio irrisorio: poco más de 80 euros. Es sin duda un teléfono a tener en cuenta para quienes prefieran gastar poco en estos aparatos o bien quieran dárselo a los niños o a los abuelos como terminal básico del estilo «no es el fin del mundo si se rompe». También puede servir perfectamente para quienes no necesiten nada más que whatsappear, hablar y hacerse algún selfie.

Pese a su sencillez el Note de Geotel tiene unos cuantos puntos interesantes, así que en vez de extenderme en todos los detalles de lo que por otro lado es un terminal Android 6 básico y nada recargado con software ni caracetísticas especiales destacaré simplemente sus puntos fuertes y débiles, además de algún otro detalle:

Lo mejor:

  • El diseño es elegante, sencillo y ligero. Pesa tan solo 146 gramos, así que resulta muy cómodo. El cuerpo es de metal (azulado), la parte trasera es de plástico y se puede abrir para insertar las SIM (se pueden usar 2 SIM a la vez), la tarjeta de memoria o cambiar la batería.
  • Una pantalla que se ve suficientemente bien. La pantalla es de 5,5 pulgadas (TruView), un tamaño generoso para el precio que tiene, con una resolución de 1280 x 720. No es Full-HD pero para la mayor parte de las aplicaciones y ver algunos vídeos 720p es más que suficiente. El color es fiel y el brillo más que suficiente para verlo todo bien en cualquier ambiente.
  • Los conectores y botones son fácilmente accesibles: un microUSB tipo-B y conector de auriculares en la parte superior, además de botones de encendido y volumen a la derecha. Los botones de control de Android van integrados en la propia pantalla. El menú rápido se abre desplegándolo de arriba a abajo arrastrando el dedo.
  • Las cámaras son más que aceptables, de 13 y 8 Mpx. La principal es normal y corriente pero la cámara de selfies es un gran angular de 84° lo cual hace que las fotos sean un poco diferentes y llamativas y –según se suele decir– más atractivas al mostrar mayor parte de la escena. Ojo: las caras pueden quedar un poco distorsionadas, pero es normal en este tipo de angulares. Cuestión de gustos. (El truco: colocar la cara lo más centrada posible, distorsionará menos.)

Lo peor:

  • Incluye tan solo 16 GB de memoria eMMC de almacenamiento, de los cuales unos 8-9 GB quedan libres. Esto implica que es casi obligatorio gastarse unos 10 o 20 euros más en una memoria de ampliación de 32 o 64 GB (lo probé con las Samsung EVO y va bien). Las memorias eMMC son típicas de los terminales más baratos y siempre son un poco más lentas. Esto puede a veces no ser decisivo, dependiendo de para qué se use, pero tienen esa ligera desventaja.
  • El procesador es un Mediatek quad core a 1,3 GHz y en cuanto a velocidad puntúa más bien bajo (1.406 puntos en el Geekbench 4). Curiosamente esto queda en parte compensado al incorporar 3 GB de RAM principal, lo que hace que el uso sea bastante ágil, incluso en el propio arranque: 36 segundos frente a los 25 de un iPhone 7.

Otros detalles:

Estos otros detalles no son ni especialmente buenos ni malos; simplemente quería mencionarlos porque para mucha gente son importantes:

  • Comunicaciones: funciona con 2G/3G/4G LTE así que va bien servido; también incluye wifi tipo n y dual wifi 2,4/5 GHz, para aprovechar conexiones de banda ancha. (Eso sí, no lleva wifi ac.)
  • GPS. Funciona bien, como el de cualquier otro terminal, tanto para ver mapas como para callejear (e incluso para jugar al Pokémon Go).
  • Conector par auriculares de 3,5 mm, la conexión más universal.
  • Android 6.0 que se puede configurar fácilmente en castellano, con actualizaciones frecuentes de componentes del terminal como la cámara y otros detalles. Recibí dos actualizaciones en el último mes.
  • La batería es de 3.200 m, razonable para sus prestaciones. En uso normal a mi me ha durado casi todo un día –con más consumo de datos que de «hablar»– pero también es cierto que al dejarlo en reposo sin usarlo a los 2-3 días estaba «muerto» completamente descargado. La recarga tampoco es especialmente rápida, la verdad. El conector es un microUSB tipo-B.

En definitiva: un terminal que al tacto y a primera vista se comporta bien, con el que se puede conversar por teléfono, whastappear e incluso navegar sin problema; donde se pueden ver vídeos aunque no sea a máxima calidad y que hace unos selfies decentes. Como además se mantiene actualizado y resulta ligero y de una bonita sencillez, creo que poco más se puede pedir para el precio que tiene.

Hay una página de venta del Geotel Note en la web del fabricante con todas las tiendas web en que está disponible; para España recomiendan AliExpress, donde está disponible por unos 80 euros. Geotel también tiene un canal de YouTube y una página en Facebook en español.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear