Por Nacho Palou — 13 de Octubre de 2014

Ampy captura la energía cinética del cuerpo humano en movimiento y lo convierte en electricidad que almacena en la batería que incorpora, que puede utilizarse para, por ejemplo, carga el teléfono móvil o cualquier otro aparato que se pueda cargar mediante USB.

El dispositivo es lo suficientemente pequeño como para poder llevarlo en el bolsillo, aunque también dispone de accesorios para colocarlo en distintas partes del cuerpo, por ejemplo cuando se hace ejercicio.

De modo que si te quedas sin batería en el móvil salir corriendo es un gesto válido como solución al problema.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear