Por @Alvy — 8 de Octubre de 2013

Energy-Sistem-Bt7

En la búsqueda de los auriculares perfectos a precio razonable he estado este verano mirando modelos inalámbricos; la gente de Energy Sistem tuvo la amabilidad de enviarme unos BT7 NFC Black para probar y estas son algunas de mis impresores.

El comportamiento de estos auriculares es similar al de un modelo normal con cables y la conexión se realiza mediante Bluetooth. Eso quiere decir que puedes enlazarlos con el teléfono móvil o el ordenador sin mayores problemas; de hecho sirven tanto para escuchar música como para hablar por teléfono (también llevan micrófono). Su rango de funcionamiento es de unos 10 metros mientras no haya grandes obstáculos; normalmente si los llevas puestos y el móvil está en el bolsillo no necesitas más.

Son unos auriculares muy ligeros (menos de 200 gramos) e incluso se diría que un poco frágiles. Los auriculares en sí se pliegan y despliegan para ocupar menos espacio y hay que tener cuidado al guardarlos y al desplegarlos; lo bueno es que vienen con una funda rígida a medida para protegerlos, que se agradece. No incorporan cancelación de ruido electrónica como tal, pero las «orejeras» aíslan bastante del ruido del exterior, de modo que se puede conseguir un buen equilibro entre atenuar los ruidos molestos del ambiente y disfrutar de buen sonido «desde dentro».

El sonido me pareció bueno en general, desde luego mejor que el de los auriculares miniatura normales y corrientes que vienen con los teléfonos móviles. Se recarga por USB y según el manual permite unas 12 horas de autonomía, en la práctica a mi me han parecido más bien 6-8 horas, de modo que cada 3-4 días has de recargarlos.

Lo que más me ha gustado es que todo ha funcionado bien a la primera sin necesidad de configuraciones raras, controladores o software especial: el Mac y el iPhone lo reconocen sin problemas y se ponen a funcionar con solo seguir los pasos básicos de preparación que básicamente consisten en pulsar unos segundo el botón.

Los BT7 NFC llevan su propio control de volumen, otro botón para conectar, contestar llamadas o colgar y un sistema NFC para enlazar dispositivos con solo acercarlos físicamente (aunque eso no llegué a probarlo). También se pueden conectar el audio con un cable con jacks normales y corrientes.

Mi mayor temor al probar este tipo de auriculares era que la música se «cortara» debido a fallos o interferencias del Bluetooth, pero la experiencia ha demostrado que incluso llevándolos por la calle el sonido es al 99,99% prácticamente continuo, de calidad y sin problemas. Una muy buena experiencia en general. Por unos 69 euros (IVA incluido) se puede considerar una buena compra para quien quiera un sonido algo mejor que el de los auriculares de usar-y-tirar y además prefiera algo sin cables.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear