Por Nacho Palou — 28 de Mayo de 2013

Este puntero láser de 3 vatios es tan espectacular como peligroso, aunque como puntero carece de utilidad porque incendia casi al instante todo lo que toca su haz de luz azul. Es de construcción casera utilizando un diodo de un retroproyector alimentado con baterías de ordenador portátil, todo instalado en una empuñadura a medida.

No es muy buena idea jugar con un láser tan potente porque es bastante peligroso, especialmente para la vista. El autor del vídeo utiliza gafas protectoras.

Vía The Next Web.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear