Por @Alvy — 15 de Agosto de 2015

¿Sabes eso de cuando se te va la mano y tocas la pantalla del televisor olvidando que a pesar de ser «Smart» es un objeto «Estúpido» y acabas deseando que fuera táctil? Pues la gente de Touchjet ha invitando un chismático llamado que se coloca sobre cualquier pantalla y la convierte en una táctil como por arte de magia.

El Touchjet Wave funciona mediante infrarrojos para calcular dónde se está poniendo el dedo; ni siquiera hace falta contacto realmente. Se calibra la primera vez con unos clics en la pantalla y arreando. Desde el sensor llegan los datos a un dispositivo Android que se conecta con un cable HDMI como el de los reproductores de contenido. Esto quiere decir que básicamente funciona con cualquier televisor de cualquier marca (de 20 a 80 pulgadas)– aunque no interactúa con sus apps: hay que usar las que lleva incorporadas o se pueden descargar para Android que son muchas.

Otra función interesante es usar el teléfono móvil como mando de control remoto del dispositivo, algo que se puede hacer con solo emparejarlo. Y esto vale tanto para Android como para iOS. También lleva wifi para bajar las apps y demás.

A mucha gente le ha parecido que esto es una buena idea y en cuatro días han recaudado en Kickstarter el triple de los 100 000 dólares que planeaban, así que ya van sobrados de presupuesto. El trasto es visualmente poco atractivo, eso sí, porque parece que al televisor le ha salido un grifo en la parte de arriba… Pero bueno, todo avance tiene estos pequeños inconvenientes.

La versión definitiva costará unos 100 euros y estará listo más o menos para marzo del año que viene. Así a simple vista es un gran candidato a Shut up and take my money!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear