Por @Wicho — 23 de Marzo de 2004
Definitivamente alguien debería organizar un concurso al gadget USB más curioso y/o inútil; a lo mejor podría haber varias categorías, como en los Oscar.

Después del masajeador, el vibrador, el árbol de Navidad, el pato y su clon diabólico ahora tenemos la navaja suiza con memoria USB y el hub USB de Hello Kitty que además de su función como hub entre muchas otras cosas mueve los brazos y habla en inglés o japonés.

Wired también se hace eco de esta tendencia y del éxito que están teniendo algunos de estos dispositivos en USB Ports Just Ducky .

¿Tendrá algún límite la creatividad de los diseñadores de periféricos USB?
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear