Por @Alvy — 12 de Julio de 2008

Algo que debería ser tan sencillo como conectarse a una red Wi-Fi en ocasiones se convierte en una ciencia poco exacta: que si el router Wi-Fi al que te conectas tiene contraseña y aunque la pones no chuta, que si las «cesiones» que te asigna no funcionan…

Encontré iPhone y iPod Touch: Consejos para utilizar Wi-Fi en la web de soporte de Apple y eso me resolvió el problema. Estas son algunas de las técnicas mencionadas allí, junto con otras fruto de la experimentación:

  • La tradicional solución universal de apagar y encender el iPod/iPhone suele funcionar, especialmente cuando te quedas clavado en una red Wi-Fi que parece que está conectada pero luego el navegador no chuta
  • Una variante de la anterior es apagar y encender el Wi-Fi desde las preferencias, mano de santo
  • En otros casos borrar y añadir la red resuelve el problema
  • El truco de configurar el Wi-Fi manualmente en vez de a través de la lista también da resultado (empezando por el nombre de su SSID, contraseña, etcétera)
  • Otra técnica más bruta es copiar la configuración de red completa (IPs, DNSs, etc.) de un Mac de sobremesa que esté conectado al mismo Wi-Fi, eso también suele dar resultado
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones