Por @Alvy — 20 de Enero de 2014

Prod Surface2 Print

He pasado algunas semanas probando una tableta Surface 2 que amablemente nos prestó Microsoft; es una renovada versión de la original a la que denominan en su web como «Más fina. Más poderosa». Habiendo probado el año pasado la Surface RT original era una oportunidad de ver cómo había evolucionado el producto, así que además de todas las características entonces comentadas -que siguen siendo válidas- me concentraré un poco las mejoras.

Exteriormente y aunque son sumamente parecidas, la Surface 2 tiene pequeños detalles que mejoran el aspecto y de paso algunas de sus funcionalidades y características básicas. Sigue pesando poco más de 650 gramos y el look y los materiales de que está fabricada son tan elegantes -en especial el «negro magnesio»- que podría ganar cualquier concurso de belleza.

La Surface 2 es medio milímetro más fina que el modelo original y las mejoras se pueden ver en el conector del adaptador de corriente y sobre todo en el soporte vertical que era uno de sus puntos fuertes: ahora admite dos ángulos distintos para apoyar la tableta según la postura. Teniendo en cuenta que mucha gente busca una funda o soporte como primer complemento para su dispositivo, esto entra en la categoría de «gran idea».

Entre las mejoras técnicas que no son tan obvias -pero están dentro de lo realmente apreciable- se incluyen la pantalla que ahora es Full HD (1920×1080 píxeles: 1080p en panorámico) y con mejor fiabilidad de color, una pequeña mejora en la cámara frontal para videoconferencia, mejores altavoces internos y la versión 3.0 para el USB estándar.

Surface-Complementos

A estas alturas de su desarrollo las Surface cuentan ya con todo un festival de complementos, incluyendo como añadido muy ingenioso teclados Cover con una fina batería que alarga el tiempo de uso del equipo, dock, lápices de todo tipo e incluso un par de ratones inalámbricos. En la tableta «tal cual viene» la duración de la batería también se ha mejorado: aunque se dice en las especificaciones que tiene autonomía de hasta 10 horas «reproduciendo vídeo»; según las pruebas y las aplicaciones que se usen puede ir entre 7-8 horas y varios días de uso menos intensivo u ocasional. Además, la carga completa es muy rápida.

En cuanto a procesador ahora se utiliza un NVidia Tegra 4 (T40) quad-core de 1,7 GHz con 72 GPU. La diferencia de potencia no solo la hace más rápida sino que elimina uno de los principales problemas del que se quejaban los usuarios de la Surface RT original: los retardos visuales y de algunas aplicaciones, especialmente videojuegos, que hacían uso intensivo de los gráficos. Además de los 2 GB de RAM que incorpora de serie la tableta está disponible con capacidades de 32 y 64 GB, ampliables con tarjetas SDXC (y «nube» SkyDrive aparte).

La Surface 2 viene con Windows 8.1 instalado, además de Office 2013 RT (limitado) y Outlook para quienes estén acostumbrados a esas herramientas de productividad o las necesiten por su trabajo. Win 8.1 se ha actualizado varias veces y aunque en las pruebas nos hemos encontrado con algunos incómodos bugs y comportamientos erráticos ocasionales va mucho más fino que el Windows RT original.

En las pruebas realizamos todo el proceso de instalación y puesta a punto desde cero habitual, con el añadido de algunas apps comunes desde la tienda de Windows: Shazam, Evernote, Zattoo, Kindle, etcétera. Y luego cambio de aplicaciones, suscripciones, configuración, sistemas de seguridad, sincronización de vídeos, borrado del equipo... Todo ello un proceso aceptable. Eso sí: se siguen echando de menos algunas apps muy populares (por dar algunos nombres: Instagram, Flipboard, Spotify...) Del mismo modo, sigue existiendo esa «malvada» dualidad entre el sistema operativo visual y moderno y el look viejuno del Windows tradicional, algo que todavía no se ha conseguido resolver. Probablemente no se puede tener todo y en el difícil equilibrio entre completitud y simplicidad sale ganando lo primero.

La Surface 2 se vende a partir de 429 euros (IVA incluido) -más barata que el modelo anterior de hace un año cuando se puso a la venta- con bastante más potencia y siendo un equipo más moderno. Quienes quieran decantarse por la tableta de Microsoft por motivos profesionales, de costumbres o integración con otros equipos (teléfono, Xbox, etcétera) tienen además como alternativas la vieja Surface todavía en la tienda y la versión Surface Pro 2 como alternativa más potente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear