Por Nacho Palou — 6 de Febrero de 2016

Garmin Vivofit (cc) Health Gauge

En Details, Science Is Just Not That Into Your Fitbit,

Investigadores de la Universidad de Lancaster, de la Universidad en Brístol y de la Universidad pública en Nottingham, no están entre aquellos que harán cola para comprar el nuevo y estiloso Fitbit Alta. Al menos no salvo que sea por una simple cuestión de ir a la moda. «Los dispositivos se comercializan bajo la premisa de que contribuyen en la mejora de la salud y de la forma física, pero la mayoría de los fabricantes no proporcionan evidencias que demuestren la efectividad de sus productos», escriben los investigadores en en Science Daily.

El estudio se titula Researchers urge caution on wearable health devices e inciden en la falta de ciencia tras las mediciones y el funcionamiento de las pulseras cuantificadoras y los smartwatches — y además alerta del riesgo de fiabilidad y seguridad que suponen,

La fiabilidad y validez de las mediciones de los wearables es preocupante. Una reciente comparación entre varios de estos dispositivos para el seguimiento de la actividad física descubrió variaciones en las mediciones de hasta un 25 por ciento entre dispositivos distintos.

Hace no mucho desde la publicación MIT Technology Review advertían de que «los medidores de actividad tienen que ser mucho más fiables antes de que resulten médicamente útiles» y que ese era uno de los motivos —aunque no el único— por el que a tu médico tampoco le interesan los datos de tu medidor de actividad del mismo modo que esas medidas nunca nos interesaron a nadie.

Un prueba no científica pero que argumenta perfectamente la desconfianza en estos dispositivos es ver (vídeo) este filete de pechuga de pollo latiendo a 119 ppm estando en estado de reposo eterno, vía Internet of Shit.

Filete-Pollo-119-Ppm-1
«En un rato la pechuga de pollo había quemado 1126 calorías por mí», escribió @EmilyGorcenski

Por cierto que un vaso vive algo más relajado que un pollo muerto, por si sentías la necesidad de saber esto.

En lo que sí coninciden estos estudios es en que estos dispositivos ayudan a mucha gente ser más activa, y eso siempre es bueno.

Fotografía (cc) Health Gauge

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear