Por Nacho Palou — 31 de Enero de 2017

Iris en air 7 prueba

El IrisPen Air 7 es un pequeño escáner para textos con una forma similar a la de un rotulador de marcar. Al pasar el escáner sobre documentos impresos reconoce automáticamente los caracteres y los convierte en texto editable en la aplicación disponible para móvil (iPhone y Android) y para ordenador (os x y Windows). Tiene una batería recargable por USB y se conecta mediante Bluetooth, así que mientras se está utilizando no hay ningún cable por medio.

El escáner pesa menos de 30 gramos, parecido a lo que pesa un rotulador marcador convencional, por lo que su utilización resulta bastante cómoda y natural. El texto capturado puede traducirse entre más de 50 idiomas de forma casi simultánea. Eso sí, “entiende” el texto impreso y no el manuscrito y mejor cuando se trata de una impresión de calidad y contrastada, sobre fondo blanco.

La forma de usar el escáner IrisPen Air 7 es muy sencilla. Una vez se ha emparejado por Bluetooth con el móvil (o con el ordenador) el escáner se mantiene en roposo. Para escanear hay que abrir la aplicación y quitar la tapa del escáner. El IrisPen se activa automáticamente cuando se coloca y presiona ligeramente contra el papel, y vuelve al estado de reposo cuando deja de usarse.

La captura del texto se realiza desplazando el puntero sobre cada línea del texto que se quiere capturar, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda dependiendo de si se utiliza en modo diestro o zurdo, cosa que hay que indicar en los ajustes de la aplicación.

Mientras se escanea el texto va apareciendo en formato editable directamente en la aplicación (no como imagen), y se mostrará ya traducido en caso de haber elegido esa opción. Otra posibilidad para traducir textos es copiar y pegar el texto capturado en la aplicación traductor de Google.

La utilidad del escáner gana enteros cuando se utiliza con el teléfono móvil, donde teclear resulta más tedioso y lento. En cambio con un ordenador, y a poco que se tenga un poco de práctica con el teclado, normalmente es más rápido teclear que usar ningún escáner con OCR.

En la práctica el IrisPen Air 7 funciona razonablemente bien, aunque exige algo de práctica y algunas pruebas para cogerle el truco. Sobre todo en lo que se refiere a dar con la velocidad adecuada a la que mover el puntero y para capturar párrafos completos, línea por línea. Después de un poco de práctica se puede adquirir una velocidad de escaneo bastante buena, aunque será necesario revisar y normalmente editar el texto final para que quede bien.

Por su formato y capacidad el IrisPen Air 7 no está pensado para capturar grandes cantidades de texto. Más bien su utilidad se limita a capturar del papel pequeños fragmentos y frases a modo de notas o citas, poco más.

El IrisPen Air 7 cuesta 149 euros, aunque en el momento de escribir esto está disponible en Amazon por unos 100 euros, que es un precio más razonable para un gadget de uso ocasional.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear