Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2016

IMG 1779

Coincidiendo con la inauguración de la IFA, la mayor feria de electrónica de consumo en Europa, Samsung ha revelado el smartwatch Samsung Gear S3. Se trata de un reloj de pulsera inteligente provisto de una serie de sensores y de funciones para que resulte útil de forma autónoma, sin depender necesariamente del móvil.

El Samsung Gear S3 sigue la línea de diseño y funciones iniciado con su precursor el Gear S2 con el cual convivirá inicialmente. El S3 refuerza los aspectos más apreciados en el S2, incluyendo el diseño con pantalla circular, el bisel rotatorio para controlar y acceder a distintas funciones y la resistencia IP68 al polvo y al agua. La duración de la batería (de 380 mAh) se mantiene en tres o cuatro días, dependiendo del uso.

El Gear S3 es más grande —con esfera de 46 mm— y más grueso que su predecesor; e igual que aquel también viene en dos sabores llamados ahora Frontier y Classic. Ambos comparten especificaciones y funciones y el sistema operativo Tizen de Samsung.

IMG 1789

La diferencias entre los modelos Frontier y Classic tienen que ver con el acabado final; el primero tiene un aspecto más deportivo y aventurero y también es más robusto. El segundo resulta más minimalista y clásico. El diseño de la caja se complementa con numerosos diseños para las esferas y con un amplio catálogo de correas —que sirven igualmente para uno y otro reloj al tener la medida habitual de 22 mm— que combinados resultan en millones de posibles combinaciones para personalizarlo.

Como detalles de diseño, a pesar de tratarse de una esfera digital, cuando se mueve la mano o la muñeca la esfera del reloj imita el efecto de un brillo en su superficie. Esta particularidad, unida a la manilla del segundero en movimiento y a la resolución de 278 píxeles por pulgada de la pantalla de 16 millones de colores, recrea el aspecto de un reloj convencional de tal modo que a primera vista puede pasar uno «de verdad». Además la pantalla siempre está encendida, únicamente se atenúa el brillo. La pantalla táctil el S3 sirve además como trackpad en el que escribir y hacer trazos, por ejemplo para acceder a un contacto a quien enviar un mensaje hablado o llamar.

IMG 1775

El Gear S3 incorpora una batería de sensores para que el reloj sirva como acompañante en actividades deportivas y al aire libre y para que resulte útil por sí mismo, sin depender el móvil. Por ejemplo, incorpora barómetro, altímetro y receptor GPS y Glonass con velocímetro. Puede reproducir música directamente a través del altavoz incorporado —sirve también como manos libres— y sensores para medir el ritmo cardiaco y la saturación en sangre. Además cuenta con una función de socorro que permite compartir la ubicación GPS y enviar un mensaje SOS en caso de necesidad, aunque esta función depende del móvil y de la cobertura.

Como especificaciones principales, el Gear S3 cuenta con 4 GB de memoria de almacenamiento y 768 MB de RAM; carga inalámbrica, conexión wifi, Bluetooth, NFC y batería de 380 mAh

(Asistimos a IFA 2016 invitados por Samsung.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear