Por @Wicho — 4 de Febrero de 2014

PowerCube Extended USB

Todos sabemos que en cualquier sarao en el que se junten unas cuantas personas con ordenadores, tablets y similares no hay nunca enchufes suficientes.

Yo lo que solía hacer era llevarme un par de ladrones sencillos en la bolsa para intentar paliar esto en la medida de lo posible, claro que con el tamaño habitual de los enchufes de los cables, y en especial de los cargadores que se pinchan directamente en el enchufe a menudo tampoco solucionaban mucho porque unos tropiezan con otros y no hay manera.

Pero hace poco descubrí los PowerCubes y me hice con el PowerCube Extended USB.

Como su propio nombre indica se trata de un cubo que en cuatro de sus lados tiene otros tantos enchufes, en el quinto dos conectores USB de 2.100 miliamperios y 5 voltios que dan para cargar teléfonos, tablets, y en general cualquier cacharro que se cargue vía USB, y en el sexto lado un cable de 1,5 metros que va a a un enchufe disponible.

Incluye también una base que se puede pegar a una mesa u otra superficie adecuada en la que luego fijar el PowerCube, aunque eso sí, sacrificando uno de los enchufes para ello mientras este está en la base.

Así, usando PowerCube Extended USB un enchufe de la pared o de una regleta se convierte en cuatro enchufes, o incluso en seis, ya que evita tener que enchufar dos cargadores USB.

Además, los enchufes de los cuatro lados van girados 90 grados uno respecto al siguiente, de tal forma que aunque haya que enchufar un cargador de esos largos que tropiezan con todo estos no tropezarán entre si al sobresalir en ángulos distintos de los lados del PowerCube.

Sin choques
¡No molesten!

Se pueden, además, acoplar otros PowerCube con y sin USB, con y sin cable, al que esté enchufado a la toma de la pared para enchufar en ellos dispositivos con un consumo máximo combinado de 16 amperios a 230 voltios.

Es, desde luego, una solución más pesada y voluminosa, amén de cara, que la de los ladrones pequeños, pero mucho más versátil; el único problema que he experimentado hasta ahora es que a veces alguno de los enchufes va un poco recio, pero nunca tanto como para que me fuera imposible enchufar nada.

Definitivamente recomendado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear