Por @Wicho — 18 de Junio de 2014

Auriculares Sennheiser PMX 680 iDesde que me dio por empezar a hacer ejercicio, y en especial por correr, he pasado por unos cuantos auriculares.

Muchos simplemente no se quedaban quietos en su sitio en cuanto empezaba a moverme un poco, con lo que era un incordio llevarlos puestos; otros morían al poco tiempo masacrados por el sudor, aún cuando se los suponía resistentes a este. Se ve que debo llevar algún gen de xenomorfo en mí.

Y algunos sufrían de los dos males.

Pero cuando decidí probar los Sennheiser PMX 680i Sports hice pleno al quince.

Son unos auriculares de esos que forman una banda por detrás del cuello, con lo que están todo el rato presionando ellos solos para mantenerse en su sitio, aunque sin molestar, así que no hay que estar pendiente de si se caen o no.

Su forma hace además que queden lo suficientemente arriba como para no tropezar con el cuello de un cortavientos u otra prenda que puedas llevar, algo que sí le pasaba a algunos otros auriculares del estilo que probé.

Los auriculares propiamente dichos tienen la salida de sonido hacia adelante, con lo que quedan apuntando, más o menos, hacia el canal auditivo. Esto les da un volumen suficiente, aunque sin llegar a aislar del sonido ambiente, y una calidad de sonido razonable, aunque para mi gusto más que buena para ir escuchando música y las instrucciones de RunKeeper o similares.

El único problema con que me encontré es que a veces el sudor se cuela dentro de la oreja y tapona un poco el sonido, pero se arregla moviendo un poco el auricular con el dedo.

Existen dos versiones muy parecidas de estos auriculares, los 680 y los 680i. Los primeros incorporan un control de volumen mediante un potenciómetro que permite subir y bajar este, sin más funciones, mientras que los i son compatibles con los iCacharros de Apple y permiten subir y bajar el volumen, avanzar y retroceder canciones, poner en pausa, etc; también incorporan un micrófono para usarlo como manos libres.

El cable, de 1,2 metros, tiene la longitud suficiente, e incorpora una pinza por si quieres sujetar el mando para evitar que vaya dando botes.

En definitiva, son los auriculares para hacer deporte que llevo años recomendando a cualquiera que me pregunta.

De hecho hace poco otra persona que venía corriendo en sentido contrario y yo pasamos demasiado cerca, el cable de mis auriculares se enganchó en su mano y me los arrancó, con lo que dejó de oírse uno de los canales, y sin pensarlo me compré otros iguales por unos 50 euros.

Pero empiezan a escasear, pues han sido sustituidos por los PMX 685i, que no sé como van, aunque ahora mismo están disponibles en Amazon por 45 euros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear