Por Nacho Palou — 22 de Abril de 2014

El Energy Tablet i8 Quad 3G de Energy Sistem es un tablet asequible (209 euros), razonablemente bien construido (con aluminio en gran parte) con conexión 3G y tres años de garantía. Utiliza el sistema operativo Android 4.2 y dispone de una pantalla LCD con tecnología IPS de 7,85 pulgadas y resolución de 1024 x 768 píxeles.

Calca prácticamente las formas y dimensiones de un iPad mini (desde 389 euros), aunque éste es todo el parecido que hay entre ellos. En cualquier caso no tiene sentido compararlos de tú a tú por la enorme diferencia de precio y pretaciones: el Energy Tablet cuesta casi la mitad y no es ninguna sorpresa por tanto que sea también más discreto en todos los demás aspectos. Pero su calidad y prestaciones son bastante adecuadas en relación a lo que cuesta.

Otra cosa es compararlo con el Nexus 7 de Google, que ofrece mejores prestaciones, 16 GB y una pantalla muy superior (Full HD, 1920 x 1200 píxeles) por exactamente 20 euros más... pero sólo cuando está disponible.

Comparativamente el Energy Tablet i8 Quad 3G dispone sólo de 8 GB de almacenamiento interno —que se quedan en la mitad disponibles para el usuario— que pueden ampliarse con una tarjeta microSD de hasta 64 GB, aunque no todas las aplicaciones pueden guardarse en esa memoria adicional.

El modelo probado dispone además de conexión 3G. La cámara es de 5 megapíxeles (la frontal es de 2 megapíxeles) y es válida para un uso ocasional y para aquellas aplicaciones que requieran una cámara, pero no para utilizarla como cámara habitual.

En general el Energy Tablet i8 es adecuado para tareas sencillas y habituales como navegar por internet, leer o revisar el correo y ver películas. Pero también la poca resolución de la pantalla dificulta la lectura de textos pequeños y perjudica la nitidez de los gráficos y de las imágenes, siendo menos problema al visualizar vídeos.

Aunque la potencia del procesador principal y del procesador de gráficos y el GB de RAM son algo justos, la falta de fluidez sólo se aprecia, y no de manera excesiva, al ejecutar aplicaciones más o menos complejas, caso de juegos como Real Racing o Asphalt 8. Los vídeos en resolución completa no suponen apenas problema, aunque para el audio es mejor utilizar auriculares.

La pantalla táctil responde sin problemas y se ve razonablemente bien incluso desde ángulos extremos, pero peca de un pixelado demasiado apreciable para los tiempos que corren. En contrapartida Energy Sistem ofrece una garantía de sustitución o reparación rápida del producto durante tres años. En conjunto el Energy Tablet es una opción razonable y muy a tener en cuenta si se plantea la opción de un tablet que sirva un poco para todo, que no sea muy grande y cuya adquisición no suponga un gran desembolso.

Además, aunque la conexión a Internet móvil es por 3G y no por 4G, en este sentido el Energy Tablet supera al Nexus de Google, cuyo modelo con conexión móvil a Internet (4G y con 32 GB de almacenamiento) es apreciablemente más caro (349 euros).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear