Por Nacho Palou — 3 de Febrero de 2015

Aunque servicios como Dropbox o Drive facilitan enormemente transferir archivos entre dispositivos, en ocasiones puede ser necesario o preferible transferir archivos directamente entre dispositivos como ordenadores, móviles o tablets.

Una opción sencilla es recurrir a aplicaciones como AirDisk Pro (para iPhone y iPad) o Droid Over Wifi (para Android) por citar un par de ellas que he comprobado que cumplen bien.

En ambos casos las aplicaciones convierten el teléfono en una especie de disco duro virtual o memoria externa a la que se accede sin cables, siempre y cuando la transferencia de archivos se realice entre dispositivos conectados a la misma red wifi.

Una vez abierta la aplicación en el móvil se accede a través el navegador web del ordenador, tecleando algo parecido a http://nombre-iphone.local o http://192.168.1.7:1234 dependiendo de la aplicación.


A través del navegador web se envían y se descargan los archivos almacenados en la memoria del móvil.

Desde la página web que se cargará se pueden enviar los archivos al móvil o se pueden descargar al ordenador. El espacio disponible dependerá de la cantidad de memoria libre que haya en el teléfono, incluyendo la tarjeta SD en el caso de los teléfonos Android que dispongan de ella.

Los archivos transferidos y almacenados en el teléfono pueden no estar disponibles desde el propio teléfono (no en iPhone y en Android dependerá del tipo de archivo y de en qué carpeta se coloque), sino que la idea de estas aplicaciones es aprovechar la memoria sobrante en el teléfono (si la hay, claro) cumpliendo las funciones de memoria USB o disco duro externo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear