Por Nacho Palou — 8 de Junio de 2009

Sony Walkman Serie X

3 estrellas: Suena bien, aunque es un poco caro Sony Walkman X1050 16 GB. Sony nos dejó uno de los nuevos modelos de Walkman, concretamente un NWZ-X1050 de la serie X presentados hace una semanas y que van provistos de pantalla táctil (por contacto, no por presión) de tipo OLED de 3 pulgadas, que proporciona una muy buena calidad de imagen.

Uno de los puntos fuertes de este Walkman, calidad de la pantalla aparte, es la calidad del sonido, que sin ser un experto me ha parecido bastante buena, especialmente con el sistema de reducción de ruido que funciona en combinación con los auriculares EX incluidos y que tienen una gran capacidad de aislamiento del ruido exterior.

El acabado físico es bastante robusto, aunque la terminación rugosa de los laterales, con aspecto de piel de pez o teja, resulta un poco extraña. La pantalla, aunque de calidad excelente, se queda un poco pequeña teniendo en cuenta que el walkman tiene capacidad para reproducir vídeos y fotos en gran variedad de formatos, incluyendo MPEG-4 y WMV (vídeo de Windows), además de vídeos de YouTube desde una aplicación específica.

La serie X incorpora capacidad para conexión por Wi-Fi y navegador web, aunque realmente no es el dispositivo más cómodo de utilizar para esto. El navegador es un poco arcaico (ni siquiera acepta direcciones tipo microsiervos.com, hay que teclearlas completas para que las reconozca como dirección web), tampoco admite Flash (aunque esto es habitual), ni descarga de archivos, audio y vídeo en streaming o abrir enlaces en ventana nueva. La conexión Wi-Fi es bastante rápida y con un buen alcance, aunque si se es escribe mal la contraseña parece que se queda intentando conectar ad infinitum –hasta que se cancela–, en lugar de mostrar el error. Cuando se escribe bien se obtiene conexión en apenas unos segundos.

La conexión a Internet también se utiliza para buscar contenidos relacionados con los artistas y álbumes en reproducción.

La duración de la batería es otro de sus puntos fuertes. Durante las pruebas a lo largo de varios días no hubo que recargarlo. El teclado en pantalla, de tipo teléfono con diversos caracteres compartiendo la misma tecla accesibles con varias pulsaciones, es bastante cómodo a pesar de ser pequeño, siempre y cuando no se utilice para escribir algo más largo que una dirección web o la contraseña del Wi-Fi.

Además, el X-1050 dispone de radio FM bastante rápida de configurar, aunque no se puede seguir escuchando –a diferencia de la música en archivos– si se vuelve al menú principal o se abren fotos.

Lo que menos me ha gustado es el aspecto gráfico del sistema y los iconos, que realmente no están a la altura del producto ni de lo que se estila actualmente. Es un poco espartano, por no decir que es bastante feo.

Los precios van desde los 283,65 euros (el modelo probado, con 16 GB de memoria) a los 383,65 el modelo de 32 GB, parecidos, aunque ligeramente por encima, de sus equivalentes iPod Touch que tienen algo más de pantalla (media pulgada más a su favor) y, en mi opinión, un aspecto global –incluyendo el del sistema operativo– notablemente superior. Además, como si fuera de otro tiempo, el software incluido sólo funciona con Windows, con lo cual el producto no es nada recomendable si eres usuario de Mac.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear