Por @Alvy — 20 de Marzo de 2016

Ubegood-Air-Magnetico

Estuve probando un Ubegood Air Magnético, un soporte para el móvil que se instala en el coche y que permite ver el software de navegación y los mapas teniendo el móvil siempre a mano cómodamente. Su principal ventaja es que es magnético, frente a los tradicionales soportes mecánicos de tipo grip/«garra» que son bastante efectivos aunque poco estéticos.

La forma de instalarlo es muy sencilla: en la parte de atrás del móvil (o en la funda) se pega una pieza plana metálica; para las fundas va incluso un protector para no rayar el móvil. En una de las salidas de ventilación del coche se sujeta la «base» que es de goma muy resistente y tiene ranuras de dos tamaños. Esta base contiene un poderoso imán, que sujeta firmemente el móvil en cuanto lo acercas. Basta apuntar, comprobar que ha quedado bien sujeto y listo. Con inclinarlo un poco sale sin problemas.

El Ubegood Air incluye dos piezas metálicas: una redonda y otra cuadrada un poco más grande; cuál usar depende del móvil y de si se usa funda o no (también permite usarlo con dos móviles). Aunque lo normal es que la base se quede siempre instalada se puede incluso extraer y usar como base para el terminal en una mesa, por ejemplo para ver una película.

Base Ubegood Air Magnetic

La única recomendación respecto a la base magnética es que conviene mantenerla alejada de las bandas de las tarjetas de crédito y otros chismes que puedan ser afectados por el magnetismo, por aquello de no borrarlos – pero aunque parezca raro esto al terminal móvil esto no le afecta en absoluto. Respecto a las ranuras de ventilación del coche: conviene que mantengan la posición firmemente, si es necesario hackeándolas con alguna ayuda para bloquearlas y que no se muevan. También conviene dejarlas cerradas en invierno para evitar sobrecalentamientos. En verano el fresquito le viene bien al terminal.

En Amazon se vende el Ubegood Air magnético por unos 8 euros, un auténtico chollo teniendo en cuenta que hay soluciones similares por 20 o 30 euros. Sus materiales son de calidad y su diseño lo hace prácticamente imperceptible: y es que a veces en el minimalismo y en cumplir la misión para la que algo fue diseñado pasando desapercibido está la mayor elegancia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear