Por @Alvy — 28 de Junio de 2013

Para ayudar a los más despistados a no perder los objetos cotidianos la idea detrás de Tile es disponer de cierto número de etiquetas o Tiles que se pegan o atan fácilmente: al teléfono, las llaves, la bicicleta… Si el objeto se pierde se puede usar una app en el teléfono móvil para encontrarla usando señales de radiofrecuencia, con un indicador de tipo bip bip al estilo buscadores de tesoro.

Lo que me pareció más interesante de Tile fueron un par de detalles: si lo que se te pierde es el propio teléfono móvil se puede usar cualquier otro dispositivo para localizarlo; basta entrar con nombre y contraseña.

Y en caso de que un objeto sea robado (por ejemplo una bicicleta) se puede marcar como tal como las Tile pueden «encontarse a distancia» aunque estén fuera de rango y no pertenezcan a la persona que lleva el móvil encima. De esta forma –y sin que el usuario siquiera se percate– pueden notificar al servicio si otra Tile pasa cerca del objeto robado en cuestión. A esto lo llaman localización gracias a la colaboración de la comunidad; si la tecnología básica Bluetooth tiene un radio de acción de 30-50 metros en este otro caso no hay ese límite, tan solo se depende de tener suerte y que pase alguien cerca.

Tileshot

¿En qué estado está este proyecto? De momento ha triplicado la financiación colectiva que andaba buscando y se sabe que las etiquetas individuales costarán unos 20 euros (25 dólares). Aparte de eso sus creadores nos han explicado por correo electrónico que debido a la demanda popular el producto también se enviará a España, así que quien esté interesado ya puede ir contactando con ellos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear