Por Nacho Palou — 1 de Diciembre de 2014

El skater Tony Hawk probando Hendo, el monopatín volador se se dió a conocer hace no mucho y que funciona de forma bastante parecida a como lo hace el de la película Regreso al Futuro II, aunque con sus limitaciones —por ejemplo, no vuela sobre cualquier lado, ya que al funcionar por levitación magnética tiene que colocarse en una superficie específica.

Tampoco parece muy fácil de controlar —ni siquiera bajo los pies del hombre que ha prestado su nombre a una saga de videojuegos; el hoverbaoard tampoco permite la misma libertad de movimientos ni el control que ofrecen sus ancestros más primitivos con ruedas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear