Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2013

Esta propuesta llamada Dryft es una forma más de teclear en las tabletas: el teclado en este caso se adapta totalmente a la posición de los dedos que plantee el usuario e incluso utiliza los acelerómetros y otros sensores de la tableta para calcular las posiciones de tecleo.

Dicen que en las pruebas han llegado a 80 palabras por minuto que no está nada mal para una tableta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear