Por Nacho Palou — 15 de Octubre de 2014

De momento el equipo detrás de Transcense busca financiación colectiva para desarrollar su proyecto: una aplicación para móviles que aspira a que las personas que oyen y desconocen el lenguaje por signos y las personas que son sordas o que tienen alguna deficiencia auditiva puedan conversar en grupo.

Transcense how it works

La aplicación funciona a través de los teléfonos móviles de todos los presentes en la conversación o reunión. A través del micrófono cada teléfono captura la conversación y la envía por Internet donde se interpreta y transcribe y se devuelve a una pantalla que muestra lo que cada uno de los participantes está diciendo, como si todos estuvieran participando en un chat o en un grupo de WhatsApp.

Aunque existen soluciones parecidas, según Transcense ninguna de ella ofrece «verdadera autonomía». Siempre disponible, accesible, privado (sólo capta lo que dice cada participante a través de su teléfono) y que funciona sin complicaciones únicamente utilizando los dispositivos de los presentes.

Vía TechCrunch.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear