Por @Alvy — 21 de Abril de 2015

Los Zensors –a los que llamaríamos «zensores» si no fuera por el parecido fonético con censores– son una gran idea para reutilizar los smartphones viejos o las webcams que ya han dejado de ser útiles.

La idea es colocarlos en cualquier lugar en el que puedan captar algo interesante y transmitir información inteligente; para ello basta instalarles una app que se conecta con la red. A partir de ahí se pueden crear alertas que lancen mensajes, notificaciones o realicen acciones según ciertas reglas sencillas de programación.

Con un zensor se puede recibir una notificación cuando se acaba la comida en el plato del perro, si se queda libre un sitio para aparcar enfrente de la ventana o saber cuántas personas entran en una tienda. Porque su principal funciones es enumerar objetos: el número de personas que que hay en una sala de conferencias, los coches que pasan por la calle o cuánta gente levanta la mano para votar en una reunión. Un concepto sumamente interesante que, como tantas buenas ideas, todavía está en fase beta.

(Vía I can programming.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear