Por @Wicho — 28 de Junio de 2016

Feed me, Seymour

He estado probando unas baterías (sí, ya sé que he puesto pilas en el título) recargables vía USB de Microbatt y la versión TL;DR es que me parecen una idea genial.

La idea, además, es muy simple: estamos todo el día usando pilas para ratones, teclados, mandos a distancia, juguetes, etc, y en muchos casos es más económico reemplazarlas por baterías recargables, aunque estas baterías necesitan su propio cargador; con las baterías Microbatt no necesitas ese cargador –aunque también las puedes cargar en uno de esos– ya que incorporan un puerto micro USB que permite cargarlas enchufándolas a un puerto libre del ordenador o al cargador del móvil o de la tablet o similar.

Microbatt cargándose
Las cajas de dos o cuatro Microbatt incluyen un cable que permite cargar dos baterías con un solo puerto USB; se supone que el LED rojo se pone azul cuando están completamente cargadas, aunque yo no he visto que se pusiera azul nunca

La principal desventaja de estas baterías es que el espacio que ocupa el puerto micro USB es espacio que se resta a su capacidad de almacenar electricidad, con lo que las AAA dan sólo 450 mAh y las AA 1000, aunque son más que suficientes para ratones, teclados, mandos a distancia, etc.

Para un juguete como un coche de radiocontrol o algo parecido quizás tendrían poco aguante, y para un flash no durarían nada, aunque por supuesto nada impide utilizarlas para estos usos.

Con un precio de 9,90 euros para el pack de 2, ya sean AAA o AA, y de 16,90 para el pack de 4, me parecen una compra más que recomendable, en especial teniendo en cuenta que se pueden recargar unas 500 veces; a partir de la décima recarga o así ya salen más baratas que las pilas de usar y tirar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear