Por @Wicho — 11 de Abril de 2013

Según IDC en el primer trimestre de 2013 la cantidad de PCs enviados por los fabricantes a sus canales de distribución bajó un 13,9 por ciento respecto al mismo trimestre de 2012, casi el doble del 7,7 por ciento previsto.

La culpa la echan básicamente al fracaso de Windows 8, al menos en cuanto a sus expectativas de ventas, y al aumento de las ventas de tablets: PC Shipments Post the Steepest Decline Ever in a Single Quarter, According to IDC

Y aunque sea feo citarse a uno mismo, esto decía en mi artículo El iPad no es lo que importa del iPad, escrito allá por 2010 tras la presentación del iPad:

[…] tal y como lo veo, el iPad permitirá a aquellos que no se aclaran con los ordenadores «de verdad» acceder a todo tipo de contenidos multimedia y a Internet sin pensar que están manejando un ordenador. En este sentido, el iPad no viene a sustituir al móvil ni al ordenador, sino a hacerse su propio hueco, probablemente en el salón.

Aunque reconozco que me equivoqué con lo del salón, ya que cada vez es más habitual ver tablets en cualquier sitio en el que antes esperarías encontrarte un portátil, y más aún si hablamos de los netbooks, que han sido barridos del mercado.

Pero me veo reivindicado en la idea de que los tablets podrían convertirse en una alternativa perfectamente válida para los que no quieren saber nada de ordenadores, y ahora cada vez más para los que sí tienen un ordenador pero que quieren otro dispositivo para utilizar en según qué momento o lugar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear