Por Nacho Palou — 5 de Julio de 2010

El HTC HD Mini es la versión a menor escala (pantalla de 3,2 pulgadas) del espectacular HTC HD2, que con su pantalla de 4,3 pulgadas es uno de los teléfonos más interesantes de entre todos los que aún hacen uso del sistema operativo Windows Phone.

Aunque la reducción de escala del HD Mini -un 30% con respecto al HD2- también conlleva un ligera reducción de sus prestaciones -para aquellos que conozcan el catálogo Android de HTC existe una correlación similar a la que hay entre el HTC Desire y el HTC Legend-, el funcionamiento de Windows Phone en el HD Mini es más que bueno gracias a sus excelentes prestaciones.

De hecho la experiencia en conjunto es sobresaliente si se compara con otros modelos de esta plataforma que hemos tenido ocasión de probar. Y no lo es sólo por el hardware del teléfono, de excelente calidad y rendimiento (cuenta con procesador ARM a 600 MHz, 384 MB de RAM y 512 MB de ROM), sino también por la excelente implementación de HTC Sense, la capa de diseño de la casa taiwanesa.

Sistema operativo e interfaz
Si en Android HTC Sense aporta interesantes mejoras, sobre Windows Phone su actuación es casi heroica.

Evita que el usuario sufra demasiado el sistema operativo móvil de Microsoft que, no es ningún secreto, está muy necesitado de una puesta al día en todos los aspectos. La nueva versión, denominada Windows Phone 7, debería salir a finales de este mismo año.

A primera vista HTC Sense prácticamente oculta la totalidad de la interfaz de Windows. También reemplaza o mejora las aplicaciones más comunes por otras propias con bastante acierto (mensajes, contactos, agenda, correo, navegador, etc.), contribuyendo a mejorar el uso general. Sin embargo Windows Phone rezuma por los poros de HTC Sense y es inevitable encontrarse con él antes o después.

Además hay cosas imposibles de disimular como la calidad de los gráficos, notablemente inferior a la que ofrecen otras plataformas a iguales tamaños de pantalla y resolución. Esto se nota especialmente por ejemplo en el escalado de los gráficos, imágenes y texto -caso de páginas web- en las que se aprecia un excesivo dentado de los contornos.

Otro de los principales peros de la interfaz se encuentra en el teclado táctil. No sólo está limitado por el tamaño físico de la pantalla, sino que la distribución de las teclas no aprovecha todo el espacio disponible.

Incluso con el teléfono en horizontal queda mucho espacio desaprovechado que podría ocuparse para ofrecer teclas algo más grandes o distanciadas. Su funcionamiento no es tan fino como el teclado Android del Legend (mismo tamaño de pantalla) y no tiene nada que ver con el teclado táctil del iPhone, aún no igualado por ningún rival.

Exterior y especificaciones

htc-mini-3.jpg

Físicamente el HD Mini es de esos teléfonos que parecen haber sido diseñados dentro de un bolsillo. Las medidas son muy acertadas, así como la forma, el tacto y el peso.

Eso sí, a quienes prefieran los teléfonos grandes el HD Mini les resultará eso, mini.

Por ponerle un par de pegas a su magnífico aspecto físico y acabo, el HD Mini resulta un poco complicado de abrir: la tapa está demasiado bien ajustada.

Los botones táctiles integrados como parte de la pantalla, aunque funcionan bien, no alcanzan la comodidad de un botón físico. Y se echa de menos el excelente trackpad óptico de los HTC con sistema operativo Android. Otra limitación impuesta de un sistema operativo obsoleto.

Dispone de una pantalla táctil capacitiva con resolución de 320 x 480 de 3,2 pulgadas, procesador de 600 MHz y 384 MB de memoria RAM. Cuenta 512 MB de ROM y tarjeta microSD de hasta 32 GB y las habituales opciones de conexión: USB, 3G, WiFi, Bluetooth y salida estándar para auriculares.

El HD Mini es un excelente teléfono lastrado por el sistema operativo que, sin embargo, se percibe casi renovado e incluso atractivo gracias a la interfaz HTC Sense.

Este mini una de las mejores reducciones -muy de moda entre los móviles de altas prestaciones- y una opción muy a tener en cuenta para aquellos que deseen o necesiten hacer uso de un móvil con Windows (llámalo Mobile o Phone, es el mismo sistema operativo conocido hasta ahora); pero, salvo que el tamaño importe, el HD2 es superior y tiene una espectacular pantalla que por sí sola compensa la existencia del menú Inicio.

[Fotos: HTC]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear