Por @Alvy — 25 de Julio de 2016

Prisma 1
Somewhere over the fall (CC) DeaVanesium (vía Photopin)

Prisma [iOS, Android, gratuita] es una app de filtros capaz de transformar las fotografías en pequeñas «obras de arte». Dicen sus creadores que busca imitar los estilos de Van Gogh, Picasso y otros artistas, así como ciertos tipos de patrones ornamentales. Teniendo en cuenta lo popular que es «jugar» con las fotografías y usar filtros para avatares, enviar fotos curiosas a los amigos o unificar el estilo de todo tipo de trabajos es una opción muy interesante a tener en cuenta.

Prisma
Energía (CC) Alvy @ Flickr

Los 36 filtros con los que viene de serie son suficientes como para pasar largos ratos experimentando. Basta elegir la foto y hacer un clic sobre el filtro; deslizando el dedo de izquierda a derecha se puede variar de 0 a 100% la «intensidad» aplicada, revelando parte de la imagen original básicamente. En un iPhone 6s la complejidad de algunos filtros hace que se necesiten 4 o 5 segundos para procesarse – se puede imaginar su complejidad técnica.

La app, por otro lado, es absolutamente minimalista. Y cuando digo absolutamente es absolutamente. No lleva nada que no se necesite: tras arrancar se puede tomar una foto (como si fuera la cámara) o elegir alguna del carrete, que se pueden recortar o rotar. Entonces se pueden probar los filtros, como en Instagram y tantas otras apps, para ver el resultado. Si todo está listo el último paso permite guardar la imagen o compartirla.

Prisma
Blur (CC) Emanuele Cardinali @ Flickr (vía Photopin)

Entre mis filtros favoritos están los que convierten las imágenes en trazos de lápiz: algunos parecen realmente dibujados a mano por un buen artista, casi se podría componer un cómic con él. Los que imitan artistas clásicos también están muy bien conseguidos.

Lo único a tener en cuenta es la regla de oro de los programas de retoque fotográfico: si entra basura, solo saldrá basura. En otras palabras: el filtro no va a hacer «magia» y arreglar una mala foto. Los mejores resultados se obtienen con fotografías de calidad con mucha luz, zonas claramente separadas (primer plano, fondo), detalles humanos y perspectivas más o menos sencillas.

Prisma de momento es gratuita. La única limitación parece ser que la imagen resultante incluye discretamente el letrero «Prisma» en la esquina inferior izquierda. Si en algún momento comienzan a vender más filtros como ampliaciones sin duda «harán caja».

En Nice Fucking Graphics, que es donde lo descubrí, dicen que son «los mejores filtros de fotografía que hayan visto». Y hay que hacerles caso: allí saben de esto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear